Recomiéndame un libro - BiblogTecarios

Recomiéndame un libro

El mundo de la literatura resulta muy complejo. Cada año, mes, semana, día, minuto, segundo se  editan cientos de libros. De todos los colores, grosores y temáticas. Creíamos que las nuevas tecnologías, las llamadas TICs que nos mencionaron miles de veces en la carrera, nos ayudarían lo indecible en este nuevo mundo globalizado. Gracias a ellas estaríamos al tanto de todo el conocimiento generado para, de paso, poder asesorar a nuestros queridos usuarios.

Porque la realidad es ésta: no somos capaces de leernos todos los libros de nuestra biblioteca. Por eso es necesario contar con nuevos recursos que nos hagan la vida más fácil. Ya no sólo basta con ojear los suplementos culturales de los principales diarios de nuestro país o catálogos de novedades, sino también es preciso que conozcamos blogs de aficionados a la lectura y de editoriales, repletos de completas reseñas.

Sin embargo, hemos de tener cuidado. Hasta ahora los lectores confiaban en su bibliotecario o, en su defecto, en su librero a la hora de acudir a por recomendaciones literarias. Cualquiera de estas dos figuras sin duda lo orientaría en el mar del conocimiento. Pero, ¿y si los lectores se cansan de nosotros y optan por herramientas a las que tan cómodamente pueden acceder desde su casa a través de internet?

Herramientas de recomendación

Hace tiempo me interesé por las herramientas de recomendación, aquellas que, en base a los datos que introducías sobre tus gustos, te ofrecían una selección más o menos acertada sobre aquellos productos que podrían ser de tu agrado (uno de los primeros en poner en práctica este tipo de procedimiento fue Amazon). Después de utilizar con buenos resultados portales de recomendación de películas y de discos traté de localizar alguno de libros que funcionara de manera similar. Casi todos ofrecen las mismas opciones básicas: votos, críticas, recomendaciones y configuración de listas personales para clasificar los libros. Todo dependerá de nuestros gustos y de lo que estemos buscando.

El más sencillo, Qué libro me recomiendas, únicamente hace eso, recomendar libros. No existe personalización de ningún tipo, no clasifica los libros que has votado ni te deja escribir críticas sobre ellos. Un poco más elaborado nos encontramos con BiblioEteca. Adelanta características comunes al resto de servicios que nos encontraremos: una cierta integración con las redes sociales, tanto a la hora de entrar con la cuenta de alguna en las que estemos inscritos, como a la hora de compartir las fichas de los libros que almacena; la organización de los libros mediante etiquetas referidas a su temática y también por medio de listas predefinidas y/o personalizadas. En este caso permite además un seguimiento por RSS de las críticas que se escriban a determinado título.

El resto de portales de recomendación diferirán entre ellos tan sólo por la apariencia y usabilidad, así como por alguna otra opción que otra que los hacen decantarse. Qué libro leo se caracteriza por mostrar una cuidada organización y muchas opciones para buscar libros, gestionan un Club de lectura en Facebook, mantienen un espacio de noticias relacionadas con la literatura y, al contrario que la mayoría de las otras opciones, ofrecen un listado de las editoriales que indizan (lo cual es bastante útil en algunas ocasiones). Al igual que Libros.com, se nota un cierto interés por facilitar la compra en diversas tiendas virtuales. Éste último además genera tu propia estantería virtual, permite la búsqueda por ISBN y mantiene un foro en el que los lectores pueden expresar sus opiniones, compartir informaciones, etc.

En cuanto a Sopa de libros y Librofilia se caracterizan por sus tours. Un tour es un listado amplido, de una temática determinada, que has de votar para poder almacenar votos que permitirán calcular los gustos del usuario. Suelen elegirse obras bastante populares, las que más probabilidades tienen los nuevos usuarios de haber leído.

Otras opciones, ¿porqué no?

Estos son los servicios principales de recomendación. Existen otros similares, como Lecturalia (una red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros que nos ofrece actualidad literaria y todo tipo de información sobre autores, libros, premios, venta de libros electrónicos, etc.) Bukear o Dejaboo. Ninguno de ellos se dedica específicamente a la recomendación aunque pueden ser una opción para ojear impresiones y comentarios.

Incluso podríamos llegar a plantearnos el inscribirnos en servicios en lengua extranjera, como Shelfari (ligado a Amazon), LibraryThingGoodReads o Anobii. El problema que nos frenará en su uso, aunque cada vez menos, será el del idioma: resultará complicado  que encontremos en sus bases de datos libros en castellano escritos por autores hispanos. Sin embargo, si nuestro objetivo es la lengua inglesa, son la mejor opción.

Las ediciones, el problema y nuestra tranquilidad

Obviando defectos desde un punto de vista bibliográfico, no vamos a querer imponer nuestros criterios de descripción en todos los ámbitos de la vida, en la mayoría de estas plataformas me he encontrado con una falta total de unificación. Cada libro, cada obra, suele asociarse a varias ediciones. En algunos casos difieren bastante (ediciones resumidas para niños, ediciones comentadas para estudiosos, ediciones de bolsillo), pero la gran mayoría de las veces son idénticas en contenido. Éste es un aspecto que no se han tenido en cuenta ya que a la hora de realizar búsquedas de libros muy conocidos, pongamos Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll, tendremos que bucear en un mar de editoriales, años e ilustraciones para encontrar justo la edición que hemos leído, salvo que optemos por la opción más fácil: votar el primero del listado de resultados.

Todo esto resulta sumamente importante ya que implica la duplicación de una obra. Y esto conlleva, nada más y nada menos, que la dispersión de los posibles votos de los usuarios del portal hacia diversas ediciones. Es en este punto en el que la eficacia de la recomendación decae y, una vez más, las bibliotecas y bibliotecarios ganamos puntos frente a los servicios automatizados.

The following two tabs change content below.

María Benitez

Bibliotecaria, documentalista y community manager en formación constante. Me apasiona navegar por la red en busca de noticias y nuevos datos acerca del mundo del libro, la edición, las bibliotecas y las redes sociales. A través de este pequeño espacio trato de transmitir mis inquietudes y descubrimientos. Siempre a la caza de aquello que me resulta más llamativo, más curioso y poco conocido.

Latest posts by María Benitez (see all)

Comments

  1. By Bethsabé

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *