Mi casa, mi curro, mi bar, mi biblioteca - BiblogTecarios

Mi casa, mi curro, mi bar, mi biblioteca

Biblioteca de Kansas CityMe gustaria proponer una serie de reflexiones sobre aspectos básicos de la biblioteca pública.

Ultimamente ando desempolvando algunas cosillas olvidadas y reciclando todo lo que una ha ido aprendiendo a lo largo de los años de profesión y replanteándome muchas cosas. Pensaba en lo que han evolucionado las bibliotecas públicas, el concepto que tenemos de ellas, las funciones que desempeñan en su entorno social y cultural, como se han ido adaptando a las nuevas tecnologías, a las nuevas necesidades, los nuevos usuarios, los nuevos servicios y como crece y crece la biblioteca coexistiendo con fuerza con el fantasma que, de vez en cuando, sobrevuela augurando su desaparición engullida por esa gran oferta de recursos de información y formación que bajo diferentes nombres nos proponen a diario. Y lo que es muchísimo peor, abriéndose paso a través de un mar de prejuicios e ideas decimonónicas sobre cual debe ser el uso de la biblioteca y su función primordial, sepultándola bajo una montaña de normas, prohibiciones y restricciones que no hacen sino alejarnos de ella.

Me encantan las nuevas propuestas en entornos virtuales, nos salimos de los muros del edificio y conectamos con usuarios, reales y potenciales, en muchos ámbitos. Pero el espacio, el lugar donde físicamente se ubica la biblioteca sigue siendo muy importante. De hecho, en una sociedad como la nuestra, considero que es necesario potenciar los espacios de uso común, de encuentro e interrelación y de comunicación. Sí, sí, ya se que me direis que de eso hay ya mucho, pero la biblioteca pública además pretende garantizar el acceso de l@s ciudadan@s a la información y la formación de manera autónoma, libre y gratuita sin distinción de raza, edad, condición social, etc… y eso la hace fundamental para la comunidad.

Biblioteca de SeatlePor eso, esta vez, queria invitaros a reflexionar sobre el espacio.

No pretendo hacer ahora una propuesta ni un análisis arquitectónico exahustivo, ni hablar de normas y estandares, ni tampoco analizar la bibliografia existente al respecto, ya hay una sección de la IFLA que se dedica a esto y en los últimos años 2009-10 ha publicado diferentes recomendaciones para la planificación de nuevas instalaciones bibliotecarias.

Solo quería compartir una serie de reflexiones, quizás os parezca que ya está todo muy dicho, pero que, como en tantos otros aspectos de la vida, y de nuestra profesión, vale la pena refrescarlos para que no se nos olviden y poder seguir aportando y colaborando, bibliotecari@s, arquitect@s y ciudadan@s en general en la creación de las bibliotecas que queremos y necesitamos, que respondan a lo que esperamos de ellas, estética y funcionalmente.

Casa de las ConchasTanto si se crea un edificio de nueva planta, siempre más fácil a la hora de crear los espacios y la distribución de los mismos, como si se adapta o reconstruye un edificio histórico, hay que abandonar planteamientos ostentosos y centrarse en la función que se le va a dar a ese edificio y sus diferentes espacios y sobre todo pensar en las personas y sus necesidades.

Me gusta el planteamiento de Santi Romero, arquitecto de la Diputación de Barcelona, que postula que la Biblioteca Pública tiene que integrarse en su entorno urbano, ser accesible y fácilmente identificable, tiene que crearse con la intención de convertirse en espacio tan cotidiano como el hogar o el sitio de trabajo o estudio tal como recoge su ponencia en las actas del III Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas.

Es fundamental aprender de los errores y también de los aciertos que hemos observado en otras bibliotecas de reciente construcción y pensar que el edificio que alberga la biblioteca tiene que responder a una infinidad de funciones y, sobretodo en las bibliotecas públicas, a un abanico de usuarios y necesidades increible.

Biblioteca Iván de VargasQueremos que la biblioteca tenga espacios diferenciados para el estudio, la consulta del fondo, el relax, el ocio y la comunicación entre las personas, además del acceso rápido a información remota y a todas las tecnologías de la información y la comunicación, y, por supuesto, que disponga de áreas para diferentes necesidades de los distintos usuarios: bebés, niñ@s, adolescentes, estudiantes, tercera edad, mujeres, y público en general.
Pero además, queremos garantizar que la comunicación entre tod@s ell@s sea respetuosa, fluida y continua.

Por poner algunos ejemplos:

  • Tenemos que pensar en poner cambiadores de bebés en los baños de una bebeteca.
  • Disponer salas de lectura (diferentes a las de estudio) o visualizado y audición de cds y dvds agradables y cómodas para las personas que quieran quedarse una rato en la biblioteca y no coger su “documento” (dvd, cd, revista, libro, libro electrónico,) y salir corriendo.
  • Si hay espacios específicos para jóvenes y adolescentes, que respondan verdaderamente a sus necesidades e inquietudes.
  • Poder enchufar nuestros ordenadores a la red electrica, tener acceso wi-fi a internet con las mínimas restricciones posibles, aparte de los terminales habilitados para navegar en la biblioteca.
  • Pensar en dar diferentes funciones a los espacios, sin necesidad de encorsetarlos en una función única, dependiendo de las necesidades y requerimientos de l@s usuari@s.

Ser un marco incomparable para la realización de diferentes actos culturales, o una excelente sala de estudio es una parte muy pequeña de todo lo que puede aportar y para lo que sirve una biblioteca.

Y ser un espacio excesivamente conservador y restrictivo tampoco ayuda.

Lo se, muchas sugerencias y pocas soluciones, pero poco a poco las sugerencias se van colando en la toma de decisiones y cada biblioteca responde más a las peticiones de los usuarios que la anterior… y poco a poco… vamos mejorando… ¡¡Esto no se acaba nunca!! Por suerte.

Y, evidentemente, en última instancia, la casa la hace la gente que la habita. Buen@s profesionales bibliotecari@s con gran empatia y ganas de colaborar, y usuari@s respetuos@s con ganas de aprovechar y respetar al máximo todos los recursos que ponemos a su disposición… ¡Vamos! como en casa.

The following two tabs change content below.

Manuela Martínez

En este blog pretendo compartir reflexiones, propuestas y experiencias desde la perspectiva de la Biblioteca Pública Municipal: Nuevas tecnologias, nuevos servicios, redes sociales, servicio de información a la comunidad, alfabetización informacional...

Latest posts by Manuela Martínez (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *