Manías de bibliotecarios viajeros - BiblogTecarios

Manías de bibliotecarios viajeros

Si hablamos de manías, los bibliotecarios tenemos fama de atesorar un buen catálogo de ellas: el silencio, el orden, la puntualidad, la pulcritud… Pero hay una que casi todos tenemos y que muy poca gente conoce: la necesidad de visitar las bibliotecas de cada lugar al que viajamos. Porque, aunque mucha gente cree que no tenemos piernas porque nos ve siempre sentados tras un mostrador, o que nuestro único mundo es la biblioteca porque lo damos todo cuando trabajamos, lo cierto es que somos muchos los bibliotecarios viajeros que vivimos con mucha intensidad tanto los periplos por el espacio y el tiempo que nos proporcionan los libros, las películas, la música…, como los viajes reales, ya sean a la vuelta de la esquina o al otro lado del mundo.

 

Bibliotecarios que visitan las bibliotecas de los lugares a los que viajan

 

Cuando estamos trabajando, no es raro ver aparecer en nuestras bibliotecas a alguna persona que lo mira todo con un interés inusitado, y la reconocemos enseguida: es un colega.  Si tenemos tiempo, nos volcamos en mostrárselo todo: el espacio, la organización, la decoración, los métodos de trabajo. Porque nosotros hacemos lo mismo cuando viajamos; entonces nos gusta ser bien recibidos y recoger ideas de todas partes. Cada cual se lleva un recuerdo de las bibliotecas visitadas: marcapáginas, folletos informativos, direcciones de correo de los compañeros, fotos… Fotos, sí. De un rincón, de un detalle, de una idea. Y algunos van un poquito más lejos y coleccionan fotos extravagantes, por ejemplo, haciendo piruetas en los exteriores de las bibliotecas.

Desde los campamentos de refugiados saharauis en el desierto argelino, con El Nido, la biblioteca pública de Smara, y las bibliotecas escolares, como máximas representantes del derecho al acceso universal a la cultura…

 

El Nido- Biblioteca Pública de Smara, en los campamentos de refugiados saharauis de Argelia Bibliteoteca escolar en Smara, campamento de refucgiados saharauis en Argelia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

… hasta el otro lado del Atlántico.

En Brasil, el Real Gabinete Português de Leitura y la Biblioteca Nacional de Brasil, ambas en Rio de Janeiro.

 

Real Gabinete Portuguez de Leitura (Río de Janeiro, Brasil)

Biblioteca Nacional de Brasil (Río de Janeiro)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Argentina, la Biblioteca Popular “Bernardino Rivadavia”, en Martínez, Buenos Aires, y la Biblioteca Popular de Posadas.

 

Biblioteca Bernardino Rivadavia, en Martínez (Buenos Aires, Argentina)

Biblioteca Pública de Posadas (Argentina)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Uruguay, la Biblioteca “Juana de Ibarbourou” y la Sala de lectura infantil y juvenil “Mtra. Mabel Boggio de Sanna”, en Colonia del Sacramento.

Biblioteca "Juana de Ibarbourou" y Sala de lectura infantil y juvenil "Mtra. Mabel Boggio de Sanna" (Colonia del Sacramento, Uruguay)

Biblioteca Mabel Boggio de Sanna (Colonia de Sacramento, Uruguay)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Paraguay, la Biblioteca Municipal “Cayo y Emilio Romero Pereira”, en Encarnación.

 

Biblioteca Pública de Encarnación (Uruguay)

 

 

…y  en Cuba, las bibliotecas públicas de La Habana.

 

Biblioteca Máximo Gómez (Habana Vieja, Cuba)Biblioteca Rubén Martínez Villena (Habana, Cuba)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pasando, por supuesto, por otras más cercanas en el vecino Portugal, como la Biblioteca Municipal de Miranda do Douro y la Biblioteca Central da Marinha en Lisboa.

 

Biblioteca Municipal de Miranda do Douro (Portugal)

Biblioteca Central da Marinha (Lisboa, Portugal)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y, finalizando, cómo no, en las más cercanas:

En Canarias, la BPE de Las Palmas de Gran Canaria, la Biblioteca de la Casa de José Saramago en Tías, Lanzarote, y, en la misma isla, la Biblioteca Municipal de Haría.

 

Biblioteca Pública del Estado en Las Palmas de Gran Canaria (España)

 

Biblioteca Casa José Saramago-Tías-Lanzarote

Biblioteca Haría-Lanzarote

 

En Zaragoza, la Biblioteca para Jóvenes CUBIT

 

Biblioteca para Jóvenes CUBIT

 

En Galicia, la Biblioteca de Los Rosales, en Coruña.

 

Biblioteca Rosales-Coruña

 

En Extremadura, la Biblioteca de Extremadura, en Badajoz, y la BPE de Cáceres.

 

Biblioteca de Extremadura-Badajoz

Biblioteca Pública del Estado en Cáceres (España)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Madrid, la Casa del Lector de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, la Biblioteca Regional Joaquín Leguina y la Biblioteca Municipal “Sancho Panza”, de Collado Villalba.

 

Casa del Lector-1

 

Casa del Lector-2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Biblioteca Regional de Madrid

 

Biblioteca Collado Villalba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y en Castilla y León, la Biblioteca de Castilla y León, en Valladolid, la BPE de Salamanca y la BPE de Zamora.

 

Biblioteca de Castilla y León-Valladolid

 

Biblioteca Pública del Estado en Salamanca (Casa de las Conchas)

Biblioteca Pública del Estado en Zamora (España)

 

Y, para finalizar, una parada de bibliobús, en Villanueva de Valrojo (Zamora), que los Carnavales son también un buen momento para buscar la biblioteca del lugar, aunque no esté presente en ese momento.

 

Parada bibliobús-Villanueva Valrojo-Zamora

 

En definitiva, locos bibliotecarios viajeros con manías más o menos extravagantes. ¿Cuál es la vuestra? No os hagáis los despistados, que seguro que alguna tenéis.

 

 

The following two tabs change content below.

Lucía Domínguez

Bibliotecaria en la Sección Infantil y Juvenil de la BPE de Zamora. Diplomada en Biblioteconomía y Documentación (Universidad de Salamanca), Graduada en Información y Documentación (Universidad de Extremadura), Master en Literatura Infantil y Promoción de la Lectura (CEPLI, Universidad de Castilla-La Mancha).

Comments

  1. By Andoni Calderón

    Responder

    • By Lucía Domínguez

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *