Tejuelo Teatro lleva la tempestad a la biblioteca - BiblogTecarios

Tejuelo Teatro lleva la tempestad a la biblioteca

Tejuelo es un término de uso común en las bibliotecas, es sonoro, rotundo y evoca el orden de la colección. En el Diccionario de bibliología y ciencias afines de José Martínez de Sousa se define como “[…] trozo de papel o de otro material fijado en el plano o en el lomo de una unidad documental o pieza (legajo, registro, caja), portador de una signatura, de un grupo de signaturas o cualquier otra información que permita localizarla.”

Pero esta palabra adquiere otros tintes y sonoridades cuando cae en manos de un grupo de bibliotecarios faranduleros que hacen que los tejuelos se desplacen de los estantes a las tablas de la escena y sus signaturas nos conduzcan al teatro en vivo y en directo, a ras de suelo, sin que medien tarimas ni mostradores. Y es que hace ya varios años que un grupo de trabajadoras y trabajadores de las bibliotecas municipales de Salamanca decidieron emprender una aventura teatral bajo el nombre de Tejuelo Teatro. ¡Qué mejor advocación para un grupo de profesionales bibliotecarios que deciden metamorfosearse en actores y que invitan a los lectores y usuarios de la biblioteca a variar también su papel y a ser cómplices espectadores en sus propuestas teatrales!

¿Qué llevó a los bibliotecarios salmantinos a dar este paso?

Dicen ellas y ellos – que también los hay- que se lo plantearon como reto, movidos por la curiosidad personal primero, el afán de explorar nuevos caminos de colaboración y trabajo en grupo, en segundo lugar, y que también les movió el interés por compartir esta inquietud con el resto de compañeros y compañeras de la biblioteca y con todos los usuarios de la biblioteca.

Foto de Jclp / Alex López tomada de salamancartvaldia.es

Foto de Jclp / Alex López tomada de salamancartvaldia.es 

Un público, el de las bibliotecas municipales de Salamanca, que no es ajeno en absoluto a la escena, sea esta musical, teatral, de títeres, en sala o en la calle. Prueba de ello es cómo la biblioteca Torrente Ballester fue concebida desde sus inicios,-según reza en su página web- “no sólo como espacio de información y referencia, sino también como un lugar de encuentro y ocio, un centro de dinamización cultural abierto al ciudadano en el que tienen cabida todo tipo de manifestaciones culturales.”

Así pues, allá por 2013 se constituyó este grupo que comenzó su andadura con sesiones regulares de trabajo como taller de teatro de cara a su inmersión progresiva en las lides dramáticas. El propio teatro de la biblioteca, extendiendo la jornada más allá del cierre de la actividad diaria de la biblioteca, fue la incubadora de este atractivo proyecto. Y a la cabeza del mismo, creando, dinamizando y dirigiendo al grupo, una figura de amplia trayectoria en la vida teatral de la ciudad y encargada de la programación de todo tipo de actividades culturales de las bibliotecas municipales de Salamanca, Marieta García Monedero (amén de cupletista de pro).

Como ellos mismos expresan en la entrevista del programa de radio Planeta Biblioteca, han recorrido juntos y sin prisas un ilusionante camino, en el que ha habido risas y se han tejido complicidades, algo que se nota claramente en escena. Una trayectoria rica que les ha permitido buscar y probar, estudiar y jugar, con muchos ensayos nocturnos a sus espaldas, y miedos, conflictos y dudas que superar.

Sin mostrador ni tarima, de la sala al escenario … ¡Mucha mierda!

Y así, finalmente, llegó la hora de presentarse en público, y se oyó el ansiado y a la vez temido: ¡Arriba el telón!
Aunque en esta caso el telón no haya sido necesario en ninguna de las dos propuestas que Tejuelo-Teatro ha llevado a escena están caracterizadas por la cercanía, el trabajo “a pie de patio” y la relación directa con el público.

La primera fue Doce, una libre adaptación de la obra de teatro de Reginald Rose “Doce hombres sin piedad“, que Sidney Lumet llevó al cine en 1957 y que en España se dio a conocer a través del popular Estudio 1, programa de TVE dedicado a la escena teatral. Se modifica en este caso la época y el jurado pasa a ser mixto, pero se mantiene el carácter de la obra y la fuerza de las deliberaciones de este grupo de personas del que depende la vida del acusado. Un texto defendido con garbo en el mismo patio de butacas por unos aguerridos actores que podían sentir el aliento del público en sus nucas.

dia mundial del teatroEl segundo espectáculo que ha encarado este grupo de trabajadores de las bibliotecas públicas municipales de Salamanca es aún de estreno reciente. Se trata de una versión propia de La tempestad, creada a partir de la obra de Shakespeare y que toma como partida la realizada por la compañía ‘La Cubana’, caracterizada por sus montajes dislocados y participativos. Y así lo fue en este caso también. pues la tempestad trascendió el propio teatro de la biblioteca e hizo vibrar la biblioteca en su integridad por el grado de interacción con el público que encierra la propuesta, las sorpresas que depara y la frenética actividad en la que se ven inmersos, tanto actores como la totalidad del público.

Defiende Kari Lämsä, director de Library 10 y Meeting Point de Helsinki, que “la biblioteca debe ser más como una cocina que como un cuarto de estar”, que deben ser lugares activos en los que los usuarios puedan crear contenido de forma conjunta con otras personas. La experiencia de Tejuelo Teatro es una buena metáfora de los nuevos tiempos que corren en las bibliotecas, de su pujante fuerza y renovado sentido como espacios de dinamización cultural, de participación, de encuentro, de interacciones y conversaciones, de creación y de experimentación. Resulta también un excelente ejemplo de las nuevas vías de relación, internas y externas, que hemos de explorar, y del trabajo que, codo a codo, lectores, personal bibliotecario y público en general podemos desarrollar juntos y “a pie de sala”, sin mostradores ni tarimas.

 

The following two tabs change content below.

Luis Miguel Cencerrado

De formación bibliotecario y maestro, entre el ámbito público y privado, la esfera real y virtual, las bibliotecas infantiles y escolares, la promoción de la lectura, la literatura infantil y juvenil y la crítica, evaluación y selección de materiales de ficción e información para niños y jóvenes.

Latest posts by Luis Miguel Cencerrado (see all)

Comments

  1. By Marieta Monedero

    Responder

  2. By Jose Maria Alonso Jimenez

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *