Literatura infantil en clave de 5 en 5 (I) - BiblogTecarios

Literatura infantil en clave de 5 en 5 (I)

En un post anterior nos acercamos a la situación del libro infantil y juvenil en España desde la perspectiva de los datos. Toca ahora hacer una aproximación al sector pero desde otro punto de vista, el de los contenidos y sus calidades. En el último año la edición de libros para niños y jóvenes ha pasado de ser una especie de salvavidas para el conjunto de la edición española frente a la crisis a verse directamente tocada por ella a consecuencia de un notable descenso de ventas y la consecuente reducción de la producción. Pero más allá de las cifras, esta situación parece tener un impacto negativo en las recientes apuestas y riesgos asumidos, lo que se traduce en una merma de la creatividad de la oferta de lecturas dirigidas al público infantil. En esta línea se manifiesta Victoria Fernández, directora de la revista CLIJ, al hacer balance de 2014: “Menos libros, menos capacidad de innovación, y una tendencia general a replicar éxitos extranjeros y a clonar fórmulas supuestamente comerciales, podrían ser los rasgos característicos de un año “triste”, con algunas (pocas) alegrías.”

ninos-leyendo1

Actitudes de contención, cautela, continuidad, prudencia, incertidumbre e indecisión sobrevuelan y marcan el ritmo de la creación y la edición de literatura infantil y juvenil en España. Esta percepción, con matices diferenciales, es compartida por el conjunto de especialistas en el ramo que valoran el comportamiento de la edición para niños y jóvenes en España en sus distintas lenguas. Y así se muestra en los análisis que la decana revista CLIJ recoge en su especial dedicado a tomar el pulso del sector al final de cada ejercicio. El panorama queda definido como un compás de espera sin proyectos novedosos que se mueven en una escala de grises con sus luces y sombras.

En todo caso, pese a la incertidumbre que prima en el contexto, el momento presente ofrece aspectos de interés en torno a los que reflexionar, como la amplitud temática de las obras, la extensión de los géneros a las diferentes franjas de edad de lectores, la vinculación con la producción audiovisual o la consolidación de series y sagas que buscan captar y fidelizar grupos de lectores. Fijamos ahora la atención en cinco destacados aspectos del comportamiento presente de la creación y la edición para niños en España que se completarán con otra tanda de otros cinco en un artículo posterior para así trazar una caracterización del momento actual.

5 aspectos clave de la literatura infantil en España:

ninos-leyendo31.- Los bebés y prelectores, un nicho de mercado
La producción editorial dirigida a las primeras etapas corre paralela a la atención que se otorga a este sector de edad en el entorno familiar y educativo. Para los bebés y prelectores se editan materiales de muy diversa índole que se presentan bajo la apariencia del libro para tocar, morder o jugar en múltiples situaciones: en plástico, tela o cartón. Muchas propuestas ofrecen similar apariencia en el formato: cuadrado de tamaño variable, página gruesa en cartoné con cantos redondeados. Presencia de ilustraciones con figuras con clara definición de contornos en trazos gruesos, uso de colores básicos y saturados, escenarios neutros sobre los que se destacan contados elementos. El espectro de calidades, bajo esa aparente homogeneidad, es sin embargo vasto y dispar; obras hechas con las mismas mimbres de texto e imagen obtienen resultados diferentes. Alrededor de esta oferta se incluyen todo tipo de elementos de juego y mercadotecnia, lo que hace que la elección de materiales de lectura para esta franja de edad exija buen ojo y criterio para discriminar el grano de la paja.

2.- Pujanza de los álbumes y los libros ilustrados
El formato álbum se ha consolidado como un elemento estrella en la oferta editorial en todas las lenguas del estado español. A pesar de la crisis su presencia resulta muy destacable, ya se trate de obras en las que texto e imagen han sido concebidos en su conjunto o de aquellas cuya propuesta gráfica surge a posteriori del texto. En el conjunto de la oferta de este tipo de obras se encuentra un amplio abanico de géneros, estilos y, cómo no, también de calidades. Como punto débil se observa que no siempre el texto está a la altura de las ilustraciones y resulta común encontrar desequilibrios entre uno y otro elemento, así como debilidades estructurales y de enfoque de las obras. Si bien es cierto que estas críticas no son infundadas, también lo es que en este tipo de obras es en las que hoy se observa un mayor grado de experimentación y que realmente aportan nuevas luces al panorama. Se abren, además, a un amplio espectro de edades y dan entrada a géneros literarios diversos, tanto de nueva creación como revisiones de clásicos de interés para el lector.

3.- La revisión de los cuentos clásicos
En los últimos años también se observa un crecimiento significativo de la edición de obras clásicas, cuentos maravillosos para las franjas primeras e intermedias de lectores y relatos de autores clásicos para jóvenes y adultos. La particularidad de estas revisiones radica en una aportación renovada de la parte gráfica; en unos casos se rescatan los textos íntegros originales y se les dota de nuevas ilustraciones que unas veces caminan paralelas al texto, arropándolo o enfatizándolo; en otros casos se pone el énfasis en la visión personal y subjetiva del ilustrador; o incluso desde la imagen se lanzan mensajes contradictorios y provocadores en relación con el texto. Algunas de estas revisiones prescinden de los textos y es la imagen la vía exclusiva de transmisión de la historia. Los desiguales resultados de estas propuestas pueden tener en parte su origen en la indefinición que muchas de estas obras presentan respecto al lector implícito al que se dirigen.

LIJ14.- Relatos y novelas para la franja intermedia
El espectro de lectores en esta franja es amplio y diverso en competencias y niveles de comprensión. Es el periodo de asentar la lectura mecánica y de forjar sólidos hábitos de lectura. Sin embargo, es cierto que, como opinan especialistas como Ana Garralón, tras la profusión de libros ilustrados se observa un salto en el vacío y se echa de menos la presencia de textos interesantes, consistentes, que permitan al lector sumergirse en la lectura y que esta le impresione. La magia y la fantasía es el género con mayor presencia en esta franja de edad pero los mundos y personajes fantásticos conviven y se entremezclan con la aventura, el misterio y el miedo, tratado este de forma paródica en muchos casos. Otra línea de creación en esta etapa es el realismo costumbrista a través del que afloran pequeños conflictos en las relaciones que los personajes mantienen en el entorno familiar, en la escuela y en la esfera de los amigos. El protagonista niño o equivalente, individual o en forma de pandilla, prima en muchas de las propuestas a la busca de la identificación del lector. La lectura capitular es muy utilizada en muchas obras y la configuración en series alrededor de un personaje es una fórmula muy presente y que parece ofrecer buenos resultados en la aceptación de los lectores, así como en las ventas.

5.- El cómic crece haciéndose un poco más pequeño
Se observa también un crecimiento de las propuestas de historietas gráficas dirigidas a primeros lectores; más allá de la mera utilización de recursos del lenguaje de cómic en una historia dada, estas obras se conciben como tales cómics y presentan las características propias del género, adecuando los contenidos y la complejidad gráfica a lectores de las franjas primeras de 3 a 8 años. Reconocidos autores del género que habitualmente crean para el lector adulto y juvenil están haciendo incursiones creando propuestas para estos primeros lectores. En edades más avanzadas la presencia del cómic ha sido siempre más habitual y se comparte con las llamadas novelas gráficas, a caballo entre dos narrativas y que alcanzan un amplio espectro de edad en sus lectores. Por otra parte, las historietas gráficas avanzan con paso firme tanto en papel como en soporte electrónico.

Y hasta aquí esta primera parte del esbozo de la situación de la edición de libros infantiles en nuestro país. En la siguiente entrega se presentarán los otros +5 puntos restantes que complementan la decena de aspectos clave que buscan trazar un retrato robot del momento presente de la literatura infantil en España.

 

The following two tabs change content below.

Luis Miguel Cencerrado

De formación bibliotecario y maestro, entre el ámbito público y privado, la esfera real y virtual, las bibliotecas infantiles y escolares, la promoción de la lectura, la literatura infantil y juvenil y la crítica, evaluación y selección de materiales de ficción e información para niños y jóvenes.

Latest posts by Luis Miguel Cencerrado (see all)

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *