La biblioteca invita a Ver, oír y … ¡Hablar! - BiblogTecarios

La biblioteca invita a Ver, oír y … ¡Hablar!

Expo inicioEl pasado 23 de abril, en el marco de las actividades del Día Internacional del Libro, se inauguró la exposición Ver, oír y … ¡Hablar! en la biblioteca pública municipal Casimiro Barbado González de la localidad pacense de Cabeza del Buey. La muestra se estructura en torno a un alfabeto ilustrado que gira alrededor del entendimiento, la empatía y la convivencia. Está patrocinada por la Diputación de Badajoz y el Ayuntamiento de Cabeza del Buey y A Mano Cultura como responsable de su concepto, diseño y realización.

Biblioteca y compromiso social

Esta exposición promovida por el Servicio Provincial de Bibliotecas, con Isidoro Bohoyo al frente, es un ejemplo de la fuerte vocación social que impregna la definición de los fines, objetivos y funciones de la biblioteca pública. Con estas acciones la biblioteca trata, en definitiva, de responder a las necesidades de los individuos y también de atender a la colectividad. A esta doble acción que implica al individuo y a la sociedad en su conjunto se refieren Jaramillo y Montoya cuando afirman que la biblioteca es una herramienta esencial para la formación de la identidad individual, a la par que destacan su gran potencial de intervención en las dinámicas sociales.

Esta combinación de la acción individual y colectiva define uno de los puntos fuertes de la biblioteca y constituye uno de sus mayores retos: su capacidad para erigirse como eje vertebrador de la sociedad. Conectar al lector con los materiales de lectura, a los individuos consigo mismos y entre sí es el papel fundamental de la biblioteca y en ello radica el núcleo de su acción, concebida como instrumento esencial para el crecimiento de las personas e importante factor de desarrollo social y de construcción de una sociedad plural, democrática y equitativa.

Y en ello les va la vida a las bibliotecas, según expresa Javier Valbuena, también implicado en esta muestra, y que en las recientes 4Jornadas de Bibliotecas de Extremadura hizo una llamada a las bibliotecas para que reconquisten su espacio en la sociedad y desarrollen plenamente todo su gran potencial. Afán que afecta a todas ellas, como Mercedes Carrascosa expresaba en otro post de Biblogtecarios: “[…] es indudable que sea cual sea la biblioteca ésta nunca debe perder su función social, la importancia que tiene el servicio al colectivo de ciudadanos al cual sirve.”

Textos e imágenes que invitan a pensar y hablar

 La exposición propone un recorrido alfabético de la A a la Z a través de 26 palabras que tienen que ver con cómo nos vemos a nosotros mismos y de qué manera nos relacionamos con los otros. Como expresa Raquel López Royo, en las obras elegidas no hay aventuras que ocurran fuera, en lugares misteriosos e imaginarios. Se trata, por el contrario, de libros que hablan de cosas que nos pasan a cada uno de nosotros, y todos ellos cuentan historias que ocurren dentro de nosotros.

 

Cada palabra va acompañada de una definición o un pensamiento relacionado con su significado y asociada a una ilustración extraída de un álbum cuya historia está de alguna manera vinculada con cada palabra. En el recorrido se hacen sugerencias al visitante y también se le plantean preguntas sobre las que pensar y expresarse. Textos e imágenes componen en su conjunto un bosque de letras, palabras e ilustraciones que el visitante puede explorar sólo o acompañado.

Leer nos construye

Como expresan sus creadores, la exposición no trata un solo tema sino muchos, invita a pensar sobre nosotros, sobre las relaciones con otras personas, sobre los sentimientos y las emociones. El espacio central de la biblioteca se transforma en territorio de expresión y comunicación con la muestra como eje, como invitación a adentrarnos en los libros y a conectar con nosotros y con los otros. Al cabo, que una biblioteca acoja y dinamice esta exposición busca ayudar a niños, jóvenes, adultos y mayores a encontrar palabras para pensar en los demás y en nosotros mismos.

Dice la antropóloga Michèle Petit que la lectura ayuda a construirnos y que “Uno de los factores por los cuales la lectura es reparadora es que facilita el sentimiento de continuidades, el relato. Una historia tiene un principio, un desarrollo y un fin; permite dar una unión a algo, y, a veces, escuchando una historia, el caos del mundo interior se apacigua y por el orden secreto que emana de la obra, el interior podría ponerse también en orden”.

Los promotores de la exposición destacan que, como cualquier exposición, se puede ver de muchas maneras: siguiendo el orden alfabético, saltándoselo, mirando solo las ilustraciones, mirando los textos y respondiendo a las preguntas. Hasta el 30 de mayo se podrá visitar en la biblioteca municipal de Cabeza del Buey, después iniciará una itinerancia por otras bibliotecas de Badajoz y quizás recale también en tu biblioteca pública, así que no dejes de visitarla.

Expo Badajoz librosY las obras de la exposición…

  1. Me llamo Yoon.  Helen Recorvits y Gabi Swiatkowska, il. Juventud, 2003
  2. Eloísa y los bichos. Jairo Buitrago y Rafael Yockteng. El jinete azul, 2012
  3. ¿Somos amigos? Anabel Fernández Rey. Kalandraka, 2016
  4. Lucas. Tony Bradman y Tony Ross, il. Océano Travesía, 2010
  5. La isla: Una historia cotidiana. Armin Greder. Lóguez, 2015.
  6. La calle de Garmann. Stian Hole. Kókinos, 2009
  7. Verdaderos amigos. Manuela Olten. Lóguez, 2007
  8. El árbol rojo. Shaun Tan. Barbara Fiore, 2007
  9. Ícaro. Federico Delicado. Kalandraka, 2014
  10. No me han invitado al cumpleaños. Susanna Isern y Adolfo Serra, il. NubeOcho, 2014
  11. Malena Ballena. Davide Cali y Sonja Bougaeva, il. Libros del Zorro Rojo, 2010
  12. Rosa-Luna y los lobos. Magali Le Huche. Adriana Hidalgo, 2014
  13. Mapache. Susanna Isern. NubeOcho, 2015
  14. Jull. Gregie de Maeyer y Koen Vanmechelen. Lóguez, 2016
  15. Tribus. María Isabel Sánchez Vegara. Alba, 2015 
  16. El bunyip. Jenny Wagner y Ron Brooks, il. Ekaré, 2012
  17. Orejas de mariposa. Luisa Aguilar y André Neves, il. Kalandraka, 2008
  18. Willy el tímido. Anthony Browne. Fondo de Cultura Económica, 2014
  19. Las reglas del verano. Shaun Tan. Barbara Fiore, 2014
  20. Super Beige. Samuel Ribeyron. Los Cuatro Azules, 2014
  21. La niña de rojo. Aaron Frisch y Roberto Innocenti, il. Kalandraka, 2013
  22. Elmer. David McKee. Beascoa, 2006 2017
  23. Un puñado de semillas. Monica Hughes y Luis garay, il. Ekaré, 2007
  24. Tipos duros. Keith Negley. Impedimenta, 2016
  25. ¡Sé tú mismo y nada más! Nadia Budde. Takatuka, 2014
  26. La princesa viene a las cuatro. Wolfdietrich Schnurre. Lóguez, 2005

 

The following two tabs change content below.

Luis Miguel Cencerrado

De formación bibliotecario y maestro, entre el ámbito público y privado, la esfera real y virtual, las bibliotecas infantiles y escolares, la promoción de la lectura, la literatura infantil y juvenil y la crítica, evaluación y selección de materiales de ficción e información para niños y jóvenes.

Latest posts by Luis Miguel Cencerrado (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *