IV Congreso del Libro Electrónico - BiblogTecarios

IV Congreso del Libro Electrónico

congresoebook2016Por cuarto año consecutivo el libro electrónico ha celebrado su congreso en Barbastro, en esta ocasión bajo la batuta de Javier Celaya, al que la Diputación de Huesca encargó la organización de esta nueva edición del encuentro. El fundador de Dosdoce –que este año cumple 12- imprimió su propia impronta al evento al apostar por una mayor profesionalización del encuentro, reduciendo, por un lado, el número de asistentes, y propiciando, por otro, que todos ellos pudieran intervenir activamente en las sesiones programas.

El congreso estuvo articulado en torno a cinco espacios de debate precedidos de introducciones marco a cargo de diferentes moderadores. El resultado de todo ello fue un desarrollo ágil y dinámico de las mesas, que fueron muy participativas. Los debates sirvieron para contrastar ideas, formular pronósticos y expresar en voz alta y de forma abierta las posturas de los distintos agentes que intervienen en la producción y distribución de los libros electrónicos.

Esta nueva cita en torno a la edición digital ha sacado a flote muchas preguntas, explorado posibles respuestas a algunas de ellas y, sobre todo, puesto de manifiesto las líneas de avance que están llevado a cabo determinados editores, desarrolladores, librerías y otras plataformas del sector.

Se habló del algoritmos y de emociones

En las intervenciones que abrieron el congreso se extendió la mirada hacia 2025 para especular sobre el mundo del libro en las próximas décadas. Aquí, los algoritmos como base de las recomendaciones fueron la indiscutible estrella. Algoritmos creados a partir de los datos implícitos y explícitos que el lector digital deja sobre sus tiempos de lectura y sobre las emociones que siente al leer. Y adentrándonos en la creación y al hilo de la discusión sobre la literatura como arte vs el marketing de contenidos, supimos que el algoritmo de Facebook está leyendo Alicia en el país ce las maravillas para cultivarse. En sus intervenciones, tanto Alberto Betella como Lauren Romeo nos recordaron que aún estamos en la fase en la que el algoritmo necesita del factor humano pero latía en el ambiente la pregunta de si las máquinas tomarán conciencia en algún momento. Lo cierto es que, según los expertos, de la mano del machine learning la neurolingüística y la robótica caminamos hacia una interacción más natural con las máquinas, hacia robots de rostro humano.

También los bigdata y la inteligencia emocional aplicados a la edición estuvieron presentes en los desarrollos innovadores presentados en Barbastro, como se ve en estas dos propuestas:

  • Las recomendaciones a partir de la satisfacción del lector que presentó Marc Santandreu, o de cómo medir sentimientos y emociones de la experiencia lectora con Tekstum.
  • O las opciones de mejora de la gestión de los metadatos de los libros que ofrece el software y los servicios de Onixsuite que mostró Silvia Más.

Se destacó la importancia de los datos

No hay que tener miedo de las implicaciones que tienen los datos, era la llamada de Lauren Romeo al cierre de su intervención. Tomó el relevo el espacio conducido por la consultora Arantxa Mellado, en el que se trataba de definir y cifrar  el mercado real del ebook en España. En este caso se destacaba también el valor de los datos, pero como elementos fundamentales para la evolución de los nuevos modelos de negocio de la edición digital. Y en un animado debate afloraron carencias y deficiencias en relación con la información disponible respecto a la edición digital. Pocos datos y mal recogidos por las instancias oficiales, en definitiva, por un lado, y falta de transparencia de los grandes grupos y corporaciones, por otro. Se puso con todo ello de manifiesto la necesidad de revisar la forma de elaborar los informes de la actividad digital según parámetros específicos y diferentes a los de la edición impresa. Igualmente se reclamó mayor transparencia y disponibilidad para compartir información en el sector, sin obviar los límites que a este propósito impone el valor que ésta tiene para las grandes compañías del sector y el poder que les otorga.

También en otro momento se discutió sobre el valor del libro electrónico, de los costes de producción y de los precios en un espacio de debate conducido con acierto por el editor Roger Domingo. Según Domingo en el mercado del ebook los precios no sólo pueden sino que deben ser dinámicos, lo que ha de entenderse como una ventaja del sector.

Se valoraron las nuevas formas de prescripción

En el aire planeaba una pregunta importante, ¿cuál es el lector que actualmente lee en digital y cuál el lector tipo que la editorial del sector digital debe atender preferentemente? También la idea compartida por todos de que el futuro del libro electrónico se construye con los lectores y que el ebook evolucionará según los deseos del lector digital.

Ciertamente, nos comunicamos de otra manera y en consonancia con ello evolucionan las formas y maneras de recomendar y sugerir lecturas. De ahí el interés en este foro por explorar los nuevos territorios en los que los lectores descubren su siguiente lectura y de revisar el papel del prescriptor hoy. Bajo la moderación de Laura Ceballos Watling, cuatro plataformas invitadas: Librotea, Mylibreto, El placer de la lectura y Qué libro leo. A debate el sentido de estas comunidades y herramientas, la atomización que se observa en el conjunto de ellas, la efímera existencia de algunas y la conveniencia –o no- de emprender acciones comunes en pro de la lectura, de abordar proyectos de colaboración entre estos espacios de recomendación; el debate en la sala queda en tablas, con posturas contrapuestas acerca de si esta propuesta de acción común reporta beneficio o perjuicio a las partes. Sí que las intervenciones coinciden en destacar la necesidad de continuidad de estos medios y la necesaria honestidad de acción de los mismos como requisito fundamental para generar confianza en los lectores. También se destaca que estos medios son complementarios y comparten tarea con espacios tradicionales de recomendación de lecturas como las librerías y las bibliotecas. En este sentido Álvaro de Andrés defiende que, en común con estos espacios, en las comunidades digitales de lectores el valor de las personas en la prescripción de las lecturas ha de ir más allá de los algoritmos.

Y no podía faltar la exploración de nuevos caminos prescriptivos en los desarrollos innovadores presentados:

  • Javier Calvo habló de komilibro, donde encontrar lecturas que reflejan los gustos y las preferencias de los adolescentes y jóvenes que alimentan el repositorio.
  • Teresa M. Peces expuso el carácter de encuentro y de información compartida en torno a la actualidad del mundo del libro que busca La lectora futura.
  • José Miguel Merlo habló de Pickingideas, una app con vocación de red social de lectores para atrapar ideas en nuestras lecturas y compartirlas con otros lectores.

Se abordó el mercado emergente del audiolibro

Albert Codina (BOOKA), Rosa Sala (Seebook) y Benjamín Figueres (Audioteca) arroparon con su experiencia como editores un interesante debate en torno a los audiolibros. Por un lado, se constata la falta de tradición de uso de este formato en España y Latinoamérica frente a su extendida presencia en el ámbito anglosajón. Por otro, se espera que el mercado existente, aún emergente, no tarde en eclosionar. Para hacerse una idea de la complejidad del proceso que conlleva la producción de un audiolibro se estima que 300 páginas equivalen a 10 horas de audiolibro, lo que comporta alrededor de 150 horas de grabación. En la capacidad de adaptación de este formato a la movilidad que demanda el lector de hoy y el extendido gusto por la oralidad se cifran las halagüeñas perspectivas de desarrollo de la oferta de audiolibros.

En relación con este formato, en el capítulo de experiencias de innovación se presentó Narratores, una colección de audiolibros en formato app para escuchar y disfrutar de sus ilustraciones.

Cómo reinventar el negocio de las editoriales y las librerías

El último espacio de debate del congreso se dedicó a debatir sobre este propósito. Roger Domingo abrió el panel llamando la atención sobre el hecho de que los lectores buscan, además de libros, contenidos independientemente del formato en el que se encuentren y experiencias. Partiendo de esta premisa Alberto Vicente, director de Anatomía de Red, formuló una serie de claves para el cambio de la cultura empresarial del sector: conseguir mayor eficiencia en la producción, mejorar la distribución, así como los aspectos relativos a comercialización y marketing y aportar valor añadidos a las obras.

En el capítulo de desarrollos innovadores también se presentaron estas 4 propuestas:

  • Onair Shopping, una app que conecta las tiendas físicas con la esfera digital, cuya adaptación a librerías expuso Lluis Ripoll.
  • Las propuestas del clásico elige tu propia aventura trasladadas a los libros electrónicos en app de Cubus Games de la mano de Quim Garreta.
  • El entorno motivador y de aprendizaje significativo para la de formación continua que propone Gamemotiv.
  • Y finalmente, Creative Chaine, la ganadora del Premio E-Prizes de innovación digital en el mundo del libro. David Proto presentó esta plataforma descentralizada de registro de contenidos que certifica de manera imborrable la autoría y licencia de cualquier obra o creación.

Y no faltó la música para tomar buena nota

He dejado como sintonía de cierre la perspectiva que Roberto Carreras transmitió al auditorio sobre la evolución del sector de la música y sus avatares en la adaptación al medio digital. Una elocuente y amena exposición que se proponía como espejo donde mirarse para evitar repetir errores en el proceso de profundización de la edición digital.

Carreras encuadró su reflexión en la idea marco de que la música ha dejado de ser un producto para convertirse en un servicio y una experiencia. Muchas de las cuestiones que planteó el director de MUVOW son trasladables a la esfera de la edición, así como a las librerías y bibliotecas. Tales como los debates de acceso vs pertenencia y de captura vs colección. O preguntas que a todos nos afectan y que debemos plantearnos para avanzar, en relación a sí somos actualmente relevantes, de si vendemos o si ayudamos a nuestros clientes o usuarios. Carreras concluye su exposición afirmando que lo más importante para inspirar confianza es compartir con honestidad y ser respetuoso con la audiencia.

Y hasta aquí esta crónica, que puede complementarse con la información que ofrece la propia página del congreso y su canal de vídeos. Disponibles para su descarga están los ebooks de las tres primeras ediciones del evento. Y en el blog de Manuel Gil se da también buena cuenta de este IV Congreso del Libro Electrónico. Esperamos una nueva cita en Barbastro para redondear la cifra con el quinto.

The following two tabs change content below.

Luis Miguel Cencerrado

De formación bibliotecario y maestro, entre el ámbito público y privado, la esfera real y virtual, las bibliotecas infantiles y escolares, la promoción de la lectura, la literatura infantil y juvenil y la crítica, evaluación y selección de materiales de ficción e información para niños y jóvenes.

Latest posts by Luis Miguel Cencerrado (see all)

Comments

  1. By Teresa

    Responder

    • By Luis Miguel Cencerrado

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *