Bibliotecas escolares de Portugal: 20 años - BiblogTecarios

Bibliotecas escolares de Portugal: 20 años

20 anos Rede de Bibliotecas Escolares

20 anos Rede de Bibliotecas Escolares

Las bibliotecas escolares portuguesas celebran este año el veinte aniversario del programa Rede de Bibliotecas Escolares que echó a andar allá por 1996 con el propósito de crear bibliotecas en las escuelas y desarrollar sus servicios en beneficio de la comunidad educativa.

Desde sus inicios, los impulsores del proyecto apostaron en firme por garantizar el acceso de docentes y alumnos a los recursos de lectura e información en todos los soportes convencidos de la importancia de la biblioteca escolar como soporte esencial del proceso de enseñanza y aprendizaje y de su fundamental papel en la promoción de hábitos lectores y la adquisición de competencias en el uso de la información.

El Consejo de la Unión Europea define la alfabetización múltiple como: “La comprensión, utilización y evaluación crítica de diferentes formas de información, incluidos los textos e imágenes, escritos, impresos o en versión electrónica. Esta perspectiva integra la lectura y la escritura con las competencias digitales y mediáticas, y subraya la necesidad que los estudiantes tienen de buscar, discriminar críticamente y producir información en los distintos formatos y soportes que hoy convergen”.

¿Cómo alcanzar esa alfabetización completa y compleja sin el concurso de las bibliotecas escolares? Es la pregunta que siempre me ronda la cabeza cuando se formulan estas metas educativas. Y a esta cuestión nuestros vecinos portugueses han sabido dar una respuesta clara, firme y continuada que de forma progresiva ha transformado la realidad de las bibliotecas escolares lusas.

Orgullosos del camino recorrido todos los implicados, que son muchos, en el programa Rede de Bibliotecas Escolares lo celebran y comparten su buen hacer con este expresivo vídeo producido para la ocasión:

¿Cuáles son las claves del éxito del programa RBE?

Responsables, docentes, colaboradores y otras instancias coinciden todos en reconocer el éxito que el programa ha cosechado a lo largo de estos veinte años de desarrollo. Los frutos están a la vista de todos: el progreso, tanto en términos cuantitativos como cualitativos, de las bibliotecas escolares en las escuelas e institutos portugueses.

Tras estas dos décadas de acción la red cuenta con 2426 bibliotecas conectadas con las 2384 bibliotecas que constituyen la red pública de lectura portuguesa y con 1301 profesores bibliotecarios que se dedican a su gestión y dinamización a tiempo completo.

Sin duda, una de las claves del éxito del trazado de este programa es esa idea base de generar sinergias entre organismos de diferentes administraciones y tejer proyectos de colaboración entre éstas y otras entidades públicas y privadas. La conexión plena del programa y de la concepción misma de la acción de las bibliotecas escolares con las políticas educativas, por un lado, y con el Plano nacional de leitura son también dos tomas de tierra fundamentales para el anclaje y enraizamiento del programa.

En este otro vídeo, profesores, bibliotecarios, colaboradores de instituciones públicas y entidades privadas ofrecen su testimonio resaltando cómo la biblioteca escolar ha modificado y enriquecido la vida de los profesores y de los alumnos, convirtiéndose en un polo dinamizador de las escuelas. Todo gracias a una estrategia bien urdida asentada en una trama de trabajos colaborativos y dinámicas, prácticas y recursos compartidos.

Esa forma de estar y de trabajar juntos es la que ha posibilitado la construcción de esta red que es fruto del empeño de todos y la suma del esfuerzo de profesores bibliotecarios, coordinadores de zona, colaboradores del equipo rector del RBE, bibliotecarios públicos y responsables de la administración; hay que añadir además los múltiples compañeros de viaje y patrocinadores, el profesorado en su conjunto, promotores de lectura, escritores e ilustradores, y cómo no, el público destinatario preferencial, pues no serían las bibliotecas escolares lo que son sin la participación y complicidad de los alumnos.

Bibliotecas escolares en evolución

Tomo la presentación de António Pires en la que ofrece una perspectiva sobre las bibliotecas escolares en Portugal para trazar una cronología de fechas y documentos significativos del proyecto RBE que nos ayude a ver el proceso en su conjunto.

1996:

  • Los ministerios de Educación y Cultura portugueses, por aquel entonces separados, se unen para poner las bases de la Red de Bibliotecas Escolares. En el documento Lançar a Rede de Bibliotecas Escolares se diagnosticó el punto de partida, se trazaron los principios generales, se apuntaron las líneas de funcionamiento, así como orientaciones y recomendaciones para echar a andar.
  • Se crean los SABE (Serviços de Apoio às Bibliotecas Escolares), puntales de la cooperación entre la RBE y la red de lectura pública, espacios de encuentro e interlocución entre la biblioteca pública y la escolar sostenidos merced a la colaboración de la administración local y la estatal.

2002: Concesión de horarios de dedicación semanal del profesor responsable de la biblioteca escolar.

2006: Directrices para la constitución de los equipos de biblioteca escolar en los centros educativos (responsable más otros tres docentes como máximo).

2009: Se crea la figura del profesor bibliotecario sancionada en la Portaria n.º 756/2009, de 14 de Julho. Según esta ordenanza ministerial las escuelas con más de 400 alumnos pueden nombrar uno o más profesores bibliotecarios con dedicación exclusiva a la biblioteca escolar, bien dentro del propio claustro o a partir de un concurso externo. El nombramiento ha de ser de acuerdo con un perfil determinado que tiene en cuenta la experiencia de coordinación de bibliotecas y la formación académica o continua en el área de las bibliotecas escolares y las tecnologías de la información. Según Carlos Pinheiro esta ha sido una de las más importantes conquistas de la historia de las bibliotecas escolares en Portugal ya que, según él mismo afirma, “Para que la biblioteca pueda cumplir eficazmente su misión, es imprescindible la existencia de recursos humanos cualificados y motivados para el ejercicio del cargo, y con formación específica en el área de la gestión de la información, la biblioteconomía, la alfabetización y desarrollo de la lecto-escritura.”

2009-2011: Desarrollo de los modelos de autoevaluación y evaluación externa de las bibliotecas escolares. Se trata del establecimiento de estándares comunes para todo el país y para los diferentes establecimientos educativos. Como objeto de evaluación se fijan cuatro principales áreas y el desglose de aspectos correspondiente:

  • El apoyo al desarrollo curricular.
  • La lectura, escritura y alfabetización informacional y digital.
  • Proyectos, colaboraciones y actividades libres y de apertura a la comunidad.
  • Gestión de la biblioteca escolar.

2012: Lanzamiento del Referencial Aprender com a biblioteca escolar (AcBE), repertorio de actualización anual que recoge actividades que muestran el carácter educativo integrador de las bibliotecas escolares en su relación con la lectura y la alfabetización informacional.

2014-2020: El documento Programa REB 2014-2020. Quadro estratégico contiene el plan estratégico para los próximos años; constituye una de las principales referencias de acción del programa y su redacción resulta convergente con los objetivos nacionales establecidos en el área de educación y las metas de Europa 2020. Es un interesante documento, por otro lado, que revela el papel que se atribuye a la biblioteca escolar en la consecución de las metas educativas.

 ¿Qué líneas de futuro se plantean?

En el documento de planificación estratégica para el periodo 2014-2020 se definen trece líneas de evolución de las bibliotecas escolares. Junto a cada uno de ellas se aportan pautas y recomendaciones para guiar la acción de las bibliotecas. En su conjunto dibujan el modelo de biblioteca escolar que se persigue con la mirada puesta en un futuro que se construye día a día en consonancia con los tiempos:

  1. Lugares de conocimiento e innovación, capaces de incorporar nuevas prácticas pedagógicas.
  2. Espacios de integración social, indispensables para combatir la exclusión y el abandono escolar.
  3. Centros de formación y desarrollo de la competencia lectora, base de todo conocimiento.
  4. Focos difusores del gusto y el placer de leer, fundamentales en la promoción de hábitos de lectura.
  5. Áreas de enseñanza, esenciales para la alfabetización digital e informacional.
  6. Núcleos de apoyo pedagógico, de crucial importancia para alcanzar las metas educativas de la escuela.
  7. Ambientes flexibles, adaptados a los cambios tecnológicos y a las necesidades de sus usuarios.
  8. Estructuras lideradas por profesionales cualificados, capaces de responder a las exigencias funcionales y pedagógicas de la escuela.
  9. Servicios de información con contenidos y recursos tecnológicos capaces de responder a los cambios.
  10. Redes dinámicas sustentadas en prácticas consistentes y enraizadas en la comunidad educativa.
  11. Sistemas de cooperación con la sociedad, promotores de los recursos y saberes compartidos.
  12. Organizaciones inclusivas, garantes de la igualdad de acceso a los servicios y recursos de información.
  13. Unidades de gestión orientadas hacia la calidad y la excelencia.

En la página web dedicada a dar cuenta y reflexionar sobre estos 20 años del programa RBE podéis ampliar la información sobre las acciones pasadas, presentes y futuras, así como en el blog del programa, en el que se recogen las acciones, convocatorias y documentos que constituyen el día a día de esta dinámica red de bibliotecas.

20 anos RBE. Uma história com futuro

Con este lema las bibliotecas escolares portuguesas revalidan su apuesta por dotar al sistema educativo de bibliotecas sólidas, capaces de enseñar y apoyar a los alumnos en su aprendizaje y en el dominio de las competencias necesarias para encarar su futuro. En ese sentido se expresa Maria Manuela Pargana Silva, actual Coordinadora Nacional de la Rede de Bibliotecas Escolares cuando afirma que

[…] estamos convencidos que una biblioteca escolar, porque pone en valor la lectura y el trabajo colaborativo, constituye una mediadora privilegiada en el acceso al conocimiento. Para que esto ocurra se hace imprescindible promover, de forma integrada, nuevas capacidades lectoras que permitan la formación de individuos críticos, curiosos, activos, bien informados y capaces de tomar decisiones.

Parabéns aos nossos colegas portugueses!

The following two tabs change content below.

Luis Miguel Cencerrado

De formación bibliotecario y maestro, entre el ámbito público y privado, la esfera real y virtual, las bibliotecas infantiles y escolares, la promoción de la lectura, la literatura infantil y juvenil y la crítica, evaluación y selección de materiales de ficción e información para niños y jóvenes.

Latest posts by Luis Miguel Cencerrado (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *