Nuevas promociones de bibliotecarios, ¿una necesidad olvidada? - BiblogTecarios

Nuevas promociones de bibliotecarios, ¿una necesidad olvidada?

Hace poco leía una noticia sobre el II Plan de Lectura de Castilla y León, en el que me llamaba la atención esta frase:

se contempla incidir en actuaciones formativas que renueven y actualicen el perfil profesional del bibliotecario desde el reconocimiento de que la realidad de los servicios bibliotecarios necesita “perfiles híbridos” con funciones y competencias que “en muchas ocasiones” van más allá de la disciplina de Información y Documentación.

Se habla de incidir en actuaciones formativas debido a que hay cierta formación no recibida durante la titulación universitaria y, al margen de lo mejorables o no que puedan ser los planes de estudio, me pregunto ¿habrá titulados en Información y Documentación de las promociones de los últimos 10 años que hayan tenido la posibilidad de trabajar como bibliotecarios de manera estable?

Bibliotecas_Públicas_de_la_Ciudad_(7900940128)De un tiempo a esta parte, tanto en encuentros, jornadas como en artículos, es fácil escuchar o leer cosas sobre la necesidad de reinvención del bibliotecario, sobre los nuevos perfiles bibliotecarios, sobre la necesidad de que el bibliotecario se adapte a una profesión en constante cambio etc.

Existe una gran autocrítica en relación al tema, una continua flagelación de que “no hemos sabido adaptarnos”, “nos hemos sabido estar preparados ante las necesidades de los nuevos usuarios”… En cambio, ni una sola vez he escuchado una mínima referencia a que desde que comenzó la crisis allá por 2007/08 la contratación de bibliotecarios ha sido prácticamente nula y, en su mayoría, los pocos profesionales que han tenido la oportunidad de trabajar en las bibliotecas lo han hecho en prácticas como becarios o con contratos temporales, con lo cual su capacidad de tomar decisiones o de traer un aire nuevo a las bibliotecas ha sido más que limitado.

Un ejemplo claro y visual del poco peso que tienen los más jóvenes en el mundo de las bibliotecas actualmente lo he podido ver en los diversos encuentros y jornadas bibliotecarias a los que he tenido la fortuna de asistir en el último año,  y es que, salvando el gran número de becarios asistentes y la presencia de algunos empleados de empresas relacionadas con el mundo de las bibliotecas, prácticamente el 100% de los asistentes eran nacidos con anterioridad a los años 80.

Está claro que es importante que los bibliotecarios más veteranos se adapten a las nuevas necesidades, se formen y actualicen, pero creo también que es más que necesaria la entrada de nuevos profesionales, gente que aporte ideas distintas, otra visión, una energía diferente y que pueda convivir con bibliotecarios más experimentados para que entre unos y otros se aporten en beneficio de ambos y en definitiva de los usuarios. Y hablando de estos últimos, también considero que sería positivo que las nuevas generaciones se vean reflejadas en el personal, y es que, de manera intrínseca, la relación con los usuarios más jóvenes, normalmente, siempre será más fácil y cercana, en cambio, en la actualidad, el salto generacional entre los profesionales de las bibliotecas y los nuevos usuarios es cada vez más grande.

The following two tabs change content below.
Documentalista de la llamada "generación perdida", prentendo dar mi visión sobre la situación en que nos encontramos los que salimos al mundo laboral en tiempos de crisis.

Latest posts by Joaquín Calatayud Gutiérrez (see all)

Comments

  1. By ÁlvaroMG

    Responder

  2. Responder

    • Responder

  3. Responder

    • Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *