El marketing de contenidos aplicado a las bibliotecas

Con 30 millones de usuarios en España y con tendencias de no quedarse ahí (hasta mi madre tiene Facebook), no es de sorprender que la mayor parte de la industria y el comercio esté en las Redes Sociales. El perfil del ciudadano de a pie cada vez es más tecnológico y eso hace que el marketing creado para las empresas deba serlo también.

Ahora la empresa es más asidua a vender un producto mediante la web, cuenta con el cliente 2.0, interactúa con él, y eso al cliente le gusta porque se cuenta con su opinión,  aunque el objetivo final sea vender. Y lo hace mediante las redes sociales y haciendo uso de algo que, personalmente, dará (y ya lo está haciendo) mucho que hablar: el marketing de contenidos.

¿Qué es el marketing de contenidos?

Viene del inglés “Content Marketing”, y es un conjunto de técnicas de marketing o venta para atraer al cliente o usuario mediante la creación de contenido de su interés, ya sea por medio de blogs especializados en el producto, perfiles de la marca en las redes sociales más populares o concursos referentes a un producto en la web.

Como se puede observar, estas técnicas tienen una cosa en común y es que todas pertenecen a lo que se denomina “marketing digital”, es decir, el usuario en todo momento participa activamente en la promoción de la marca, por tanto, ¿es el marketing de contenidos una técnica 2.0? Se podría afirmar que sí.

Veamos a continuación cómo puede beneficiar este tipo de marketing en las bibliotecas o centros de documentación que cuente con demanda de usuarios.

Beneficios del marketing de contenidos en bibliotecas y centros de documentación

  • Permite a la biblioteca crear una identidad digital en las redes, pudiéndose así promocionar en los diferentes canales 2.0
  • Esto, a su vez, creará más demanda de usuarios, ya que actualmente, la mayoría ya tiene perfil en alguna red social.
  • La promoción de la biblioteca mediante la creación de un blog hará que el usuario interactúe más y mejor con la biblioteca o centro en cuestión, lo cual es un plus.
  • Por supuesto, todo esto a la larga crea un aumento e interacción de usuarios con la biblioteca.

Si se quiere implantar con éxito un plan de marketing digital en una biblioteca o centro de documentación, es fundamental que se cuente con la web 2.0 como punto de referencia, y que se genere un buen contenido para el usuario, porque actualmente es el centro de todas las miradas y donde todos interactuamos hoy en día.

The following two tabs change content below.

Fuensanta Martínez

En este blog pretendo dejar mis inquietudes sobre la que viene siendo mi profesión actual, documentalista web, sin embargo trataré otros temas dentro de la rama de la Biblioteconomía y la Documentación, basándome tanto en las opiniones de usuarios como de profesionales de la información, además de añadir mi opinión sobre nuevas perspectivas que vayan apareciendo.
A %d blogueros les gusta esto: