Discapacidad en las bibliotecas

Discapacidad en las bibliotecas

Presentación

DiscapacidadEstreno este espacio con la intención de aportar información sobre la discapacidad y tratar el tema con la máxima profesionalidad posible, mi único propósito es concienciar e intentar llegar al máximo de personas posible. Gracias por leerme y espero que lo disfruten.

Introducción

Aunque todos hayamos escuchado en alguna ocasión la palabra discapacidad, en mi opinión, la sociedad no está del todo concienciada de lo que implica padecer alguna; aunque es cierto que se han realizado progresos bastante importantes a lo largo de los años en diferentes ámbitos: social, laboral, político …

Discapacidad, según el diccionario de la RAE es:
1. adj. Dicho de una persona: Que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas. U. t. c.s.

Pero discapacidad es más que eso, requiere una adaptación a las circunstancias por parte de la persona, y no sólo a éstas sino también al medio que le rodea.

Un paseo por los términos

Existen elementos que, combinados, ayudan a incrementar el nivel de concienciación de la sociedad ante la discapacidad: cultura, educación, medidas políticas (infraestructuras, ofertas laborales, economía…), etc. y todo para mejorar la situación de estas personas. En mi opinión, el primer ejemplo de avance respecto a este tema ha sido la evolución que ha habido en la forma de referirse a una persona discapacitada, patente también en la legislación española. Hasta hace relativamente poco se utilizaban términos con un cierto significado peyorativo y que conllevaba a la exclusión social de este sector de la población: disminuido, deficiente y minusválido; en cambio, en la actualidad el término empleado es discapacitado.

Tipologías de discapacidad

En entradas futuras, se irán explicando con más detalle cada una de estas tipologías:

  • Física: Afecta a las funciones motrices.
  • Sensorial: Hace referencia a ciertas limitaciones del oído, la vista o ambas.
  • Cognitiva o mental: Se trata de una disminución de las habilidades intelectuales de la persona, como: el autismo.
  • Intelectual: Afecta a la capacidad de comprensión.

Barreras

Las barreras son los obstáculos a los que se tienen que enfrentar este colectivo diariamente y están relacionadas con la accesibilidad, que hace referencia a la posibilidad de acceder a un espacio físico, a la información o a los equipamientos físicos sin tener en cuenta las limitaciones. Existen diferentes barreras: arquitectónicas, intrínsecas, urbanísticas, web y en el transporte.

El post de hoy trata de las barreras arquitectónicas que, en el ámbito de las bibliotecas hacen referencia al edificio: interior y exterior. Estas barreras hacen referencia a los obstáculos que se pueden encontrar en edificios y en todos aquellos elementos que forman parte.

A la hora de construir una biblioteca es necesario que arquitecto y bibliotecario estén en continuo contacto ya que ambos aportarán mejoras en el edificio, pero desde diferentes perspectivas. Aunque un arquitecto busca crear un diseño moderno e innovador que rompa con los modelos establecidos en la sociedad, no siempre diseño y accesibilidad van de la mano; por eso la figura del bibliotecario es imprescindible en esta fase, ¿de qué sirve una biblioteca si la accesibilidad está limitada? Igual que un bibliotecario no dejaría al arquitecto construir un edificio que no aparentase una biblioteca, cosa obvia; tampoco le debe dejar crear espacios poco accesibles. En la biblioteca distinguimos diferentes espacios:

  • Fuera de la biblioteca

Es un espacio que hay que tener en cuenta ya que, igual que una entrada llamativa captaría más usuarios, una entrada accesible también. Para empezar, el edificio tiene que estar ubicado en un sitio céntrico y bien comunicado con el transporte público.

Cerca de la entrada tienen que haber plazas de aparcamiento, y como no, delimitadas para discapacitados ya que esto les facilitaría el llegar. También han de haber rampas para acceder a la puerta, si únicamente se construyen escaleras, personas que van en silla de ruedas, con muletas o personas mayores no podrían acceder al interior.

  • Acceso al edificio

Se recomienda que la puerta de entrada sea automática y amplia. Estuve en una biblioteca de nueva planta y vi que la puerta pesaba mucho hasta para mí. Facilitar los equipamientos, espacios y mobiliario ayuda a que la biblioteca sea accesible.

  • En el interior

Una de la recomendaciones es que haya un ascensor en aquellas bibliotecas que tengan más de una planta, las que sólo dispongan de una planta tiene que ser totalmente plana o que hayan rampas, o haya algún sistema de adaptación. Los pasillos, y en general, los espacios han de ser amplios para las personas que vayan en silla de ruedas, muletas, andador, etc. Incluidos los espacios entre estanterías, para favorecer la circulación de los usuarios. Elementos imprescindibles para hacer accesible una biblioteca:

  • Mobiliario

Las estanterías tienen que medir como mucho, 1’50 m de altura, ya que están hechas para la consulta, no para almacenar. También tienen que estar a una altura determinada del suelo, a unos 40 cm debido a las personas que no pueden agacharse; y por seguridad en caso de desastre. Se recomienda el uso de mesas y sillas cómodas y modulares.

  • Señalización

Es muy importante que la biblioteca esté bien señalizada de forma visual y táctil, tanto el fondo como los diferentes espacios: servicios, ascensores… tienen que haber paneles claros, legibles y sencillos. Han de haber bandas guía para aquellas personas con problemas visuales.

  • Servicios sanitarios

Han de estar señalizados, y en braille. Las puertas tienen que ser amplias para que puedan acceder discapacitados físicos, y deben de estar adaptados a las necesidades de este colectivo. Las manetas de las puertas estarán a una altura de 1 m. Y el mobiliario a unos 90 cm de altura.

  • Iluminación

Los espacios han de estar bien iluminados, preferiblemente con luz natural; aunque también ha de haber luz artificial que no deslumbre y que sea blanca y para las salas de lectura que hayan flexos.

Conclusiones

En España hay 3.787 discapacitados y somos unos 46.148.605 habitantes, según los datos estadísticas del INE del 1 de abril de 2011, aunque sea una minoría, están presentes en nuestra sociedad y hay que tener en cuenta sus necesidades.

Cabe destacar que durante el proceso de investigación me he encontrado con una falta de coherencia y de univocidad en las definiciones. Creo que lo primero que se tendría que hacer es normalizar los términos.

Sería más asequible para la biblioteca tener en cuenta estas necesidades ahora que volver a invertir en adaptación de espacios.

Bibliografía 

ALIDES, IMSERCO, IBV.¡Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técncas! [en linea]. València : IMSERSO, cop. 2005.. [Consulta : 19-05-2011]

Instituto Nacional de Estadística [en línia]. Madrid: INE. [Consulta: 01-04-2011]

The following two tabs change content below.
Este blog nació con la idea de crear entradas y difundir los temas de preservación y documentación por un lado y, discapacidad y accesibilidad por el otro, ambos aplicados al mundo de la biblioteconomía y documentación. Debido a las nuevas tendencias en la sociedad, se dio un giro a este blog y se comenzó a tratar el tema de las tecnologías, también aplicadas al mundo de las bibliotecas, con la creación de entradas sobre realidad aumentada; aunque es un blog muy ameno que mezcla temas interesantes y curiosos sobre la biblioteconomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *