27 de julio de 1950: primera promoción de técnicos en biblioteconomía de la Universidad Central - BiblogTecarios

27 de julio de 1950: primera promoción de técnicos en biblioteconomía de la Universidad Central

Biblioteca Central de la UCV

Biblioteca Central, Ciudad Universitaria, UCV

Por casualidad, después de una serie de acontecimientos infortunados, me toca hacer un post justo este día, 27 de julio de 2012. Hoy mi post no puede ser de otro tema, ya que reiteradamente me transporto en tiempo y en espacio, y mis recuerdos se agolpan volviendo a ver las caras de varias generaciones de alumnos de la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la Universidad Central de Venezuela. Cierro los ojos y puedo verlos casi de memoria como si fuera hoy, viéndome yo misma revisar la historia de mi Escuela, en el Archivo Histórico de la Facultad, descubriendo cosas asombrosas que luego compartía en el cafetín con mis amigos profesores, López y Bracamonte, quienes un día, graciosamente me dieron el nombre de “cronista oficial” de la Escuela.

Así es que en honor a esos papeles que se van juntando en el Archivo desde 1947, revisados ávidamente pero nunca puestos en papel, de aquellas fotos en blanco y negro de personas dichosas en toga y birretes es que hoy completamente descontextualizada en espacio y tiempo cuento partes de la historia de la Escuela.

Ofrezco disculpas si inicialmente pueden sentirse aburridos con esta historia que tiene sus homólogas en cada uno de nuestros países. Pero es también conociendo a los demás que terminamos de conocernos a nosotros mismos.

Comienzos de la Escuela de Bibliotecología y Archivología

En la primera Sesión de la Facultad, del día 2 de diciembre de 1947, presidida por el Decano Mariano Picón Salas, este da lectura a una carta dirigida por el Director de la Biblioteca de la Facultad, solicitando en ella se estructure el plan que hubiere de regir las actividades de dicha biblioteca, al par que se pronunciaba porque se elaborara un horario con el fin de que los ayudantes cumplieran con mayor eficiencia los deberes hasta el momento no cabalmente cumplidos. También sugiere se introduzca una modificación en cuanto al sueldo a devengar por parte del Director con el fin de poder disponer de un mayor tiempo y lograr así una mejor marcha de la Biblioteca. La Asamblea responde a los dos temas.

En la segunda sesión del día 13 de enero de 1948, el Decano informa de una petición de equivalencia introducida por la señorita Blanca Álvarez, quien sería la segunda directora de la Escuela. En la redacción de la petición se presentan dudas sobre si se trata de equivalencia de estudios o de título.

En la novena sesión del Consejo del 18 de enero de 1949, el Decano informa de una carta enviada por el Director Encargado de la Escuela de Biblioteconomía, profesor Fabbiani, donde expone la necesidad y conveniencia de una nueva inscripción para dicha Escuela. Cabe destacar que José Fabbiani Ruiz aparece en la 6ta sesión de la Asamblea de la Facultad, presidida por el Decano Domingo Casanovas, como representante estudiantil (8-11-1947) hasta la 15ta sesión del 1 de octubre de 1949, y en la siguiente sección, del 4 de febrero de 1950, aparece como profesor y primer director de la Escuela de Biblioteconomía. Su nombramiento aparece en la 6ta sesión del consejo de la facultad del año 1948, como profesor a medio tiempo, encargándose también de las publicaciones de la Facultad, desde enero de 1949.

En su sesión 10ma el día 26 de junio de 1948, se propone la inclusión de la Prof. Blanca Álvarez como profesora de la escuela y del bachiller Alberto Weibezahn, también bibliotecario de la Facultad.

El día 4 de febrero de 1950, en sesión de la Asamblea de Facultad, aparecen los planes de estudio de las diferentes secciones, y en el título XII, se menciona que: “La Escuela de Biblioteconomía y las que en lo sucesivo se crearan de acuerdo con lo del Art. 2 de este Reglamento se regirán por Reglamentos especiales”. En esa misma sesión, otro punto de orden del día fue la discusión del título que se otorgaría a los egresados de la Escuela de Biblioteconomía a la que me referiré posteriormente.

El día 9 de noviembre en la 18va sesión de la Facultad se añaden los informes de los Directores de Escuela para la consideración de la Asamblea.

Escuela de Biblioteconomía

La Escuela de Biblioteconomía, cuyo objeto es el de titular personas de veras capacitadas, técnicas y culturalmente, para el mejor desempeño de sus funciones profesionales, tiene dos años de actividad. Los estudios duran dos años, divididos en cuatro semestres, y para inscribirse en el primero se necesita como requisito previo rendir un examen relativo de diversos aspectos de cultura general.

En julio del año en curso, la Escuela graduó su primera promoción de egresados, la que lleva el nombre del escritor y bibliógrafo venezolano Manuel Segundo Sánchez. Integran dicha promoción los siguientes Técnicos en Biblioteconomía: Dolores Ronet, Lety Echevarría de Chitty, Atanaida Hernández, Lourdes García, Víctor Alberto Grillet, Carmen de Musche, Jaime Musche y Teresa Silva.

Funcionan actualmente el primero, tercero y cuarto semestres, con una asistencia regular de treinta y dos alumnos. El promedio de calificaciones o mejor, de actuación del alumnado, es el de distinguido.

Digna de destacarse en la actuación de los profesores Domingo Casanovas, Pedro Grases, Ana Gard, J. M. Liso Martínez, Luis Acosta Rodríguez, Antonio de Blois Carreño y Josefina Coronil, quien en todo momento dieron y dan lo mejor de sí mismos para el mejor funcionamiento de la Escuela.

José Fabbiani Ruiz

Director.

 Primer acto de grado, 27 de julio de 1950

Reloj de la Universidad Central (Caracas)

En el año de 1950 tuvo lugar la importante promoción “Manuel Segundo Sánchez” de Técnicos en Biblioteconomía, algunos de los cuales llegaron a ocupar importantes cargos en el campo cultural. Eran ocho: Dolores Bonet, Carmen Bosa, Leticia Echeverría, Atenaida Fernández, Lourdes García, Víctor Grillet, Jaime Musche y Teresa Silva.

Hoy se cumplen 62 años de esta primera graduación de la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la UCV. Si seguimos en el viaje en el tiempo por medio de las actas de nuestra Facultad, podemos ver lo siguiente:

Faltaba poco para la primera promoción de la Escuela y aún no se había decidido el título que llevaría su egresado. El 4 de febrero de 1950, en sesión de la Asamblea de la Facultad, un punto de orden del día fue la discusión del título que se otorgaría a los egresados de la Escuela de Biblioteconomía. El primer director de la Escuela, José Fabbiani Ruiz, expone lo siguiente: “Se procedió primeramente a indagar acerca de los acuerdos recaídos en otras Escuelas de Biblioteconomía, se había consultado con diferentes personas entre ellas al Director de la Biblioteca Nacional, basándose en todo ello, él proponía el título de catalogador-bibliotecario, siendo imposible el de bibliotecario, a solas, pues la mayoría de los alumnos no eran bachilleres. La proposición del Director de la Escuela motivó una corta discusión y se deliberó acerca de ayudante y auxiliar; finalmente el Decano opinó que no valía la pena ir en contra de una nomenclatura internacional, por lo tanto se acordó otorgarles el título propuesto por el Director Fabbiani”.

El día 26 de junio de 1950, en la 17ma Asamblea, entre los diferentes informes sobre la Facultad consta que “La Biblioteca ha sido acrecentada en la forma que se detalla en una nota del bibliotecario. Llegan a 2.700 los volúmenes reunidos de la dependencia central”. Posteriormente “el Decano explica que había algo urgente: lo relativo al título que se dará a los egresados de Biblioteconomía; en sesión anterior se había aprobado el título, pero a los alumnos de dicha Escuela, el Director y los Profesores de ella pedían el título de Técnico en Biblioteconomía. Por ello el Decano procede a la lectura de la comunicación enviada por el Prof. Fabbiani Ruiz, luego el Decano declaró en consideración dicha proposición”.

“El Profesor Acosta Saignes hace la siguiente observación: basándose en los estudios que se realizan en dicha Escuela se había decidido hacer una consulta a los técnicos, los cuales habían informado y de acuerdo también con una nomenclatura internacional se había decidido el título anterior”.

“El Decano informa que había hablado con varios de los futuros egresados y con el Director de la Escuela y todos ellos habían hecho la siguiente observación: en caso de otorgarles, tan sólo, el título de catalogador bibliotecario no podrían ser más que catalogadores, lo cual los incapacitaba para asumir la dirección de cualquier biblioteca, se precisaba un título más genérico, que fuese positivo, que fuese promesa y no amenaza”.

“Por lo antes expuesto piden la palabra varios miembros de la Asamblea como: el Prof. Olivares Figueroa, el Prof. Oliver, el Prof. Rosenblat, el Prof. Granell, y el Director de la Escuela interesada, se proponen varios títulos: técnico bibliotecario, graduado en técnica bibliotecaria, ayudante de biblioteca, bibliotecario auxiliar, etc”.

“Antes que nada, interviene el Decano, hay que levantar el acuerdo anterior de la Asamblea con respecto al susodicho título; esto queda aprobado”.

“En resumidas cuentas habían tres proposiciones diferentes a saber:

  1. La proposición de la Escuela: técnico en biblioteconomía
  2. La proposición del Prof. Granell: bibliotecario auxiliar
  3. La proposición del Prof. Rosenblat: graduado en técnico bibliotecario.

El Decano Casanovas se inclina por la proposición de la Escuela como una cortesía, por último Granell retira su proposición y propone someter únicamente a votación la proposición de la Escuela. Esta votación arrojó el siguiente resultado: 11 votos a favor, es decir mayoría, había 16 votantes, por lo cual quedó aprobada la proposición de la Escuela, los egresados serían: Técnicos en Biblioteconomía.

Es claro que José Fabbiani Ruiz fue el primer director de la Escuela, de 1948 a 1953, y primer profesor que ocupa la dirección de la Escuela y de la Biblioteca de la Facultad. Sin embargo y a pesar de que no ha ocurrido tanto tiempo, en muchas partes su nombre no aparece. Desde que me aboqué a estudiar el Archivo Histórico de la Facultad he tratado de reivindicar su nombre e importante obra. Tuve además hace unos años el gran placer de conocerlo, ya él fallecido, a través de organizar sus libros, donados a la Biblioteca Centralizada de la Facultad, y si bien no era bibliotecólogo, sino escritor y graduado en letras, respetó ampliamente nuestra profesión. Tendría hoy una copia de su exlibris que vendría muy bien como ilustración de este post, pero lo he perdido con tanto viaje ligero de equipaje.

Conclusión

Aula Magna, UCV

¿Podemos hoy imaginar la primera promoción? ¿Dónde fue que se graduaron?

Los alumnos actuales podrían pensar que en el Aula Magna de nuestra querida ciudad universitaria.

Pero los primeros estudiantes de la Facultad y de la Escuela estudiaron en el centro de Caracas, en la antigua sede de la Universidad, hoy Palacio de las Academias. Lugar donde según la Profesora Marisa Vannini, “Nos sentíamos valorizados en aquellas sombrías aulas enormes, los patios llenos de árboles y perfumados, los largos corredores que nos sugerían la imagen de los monjes de la colonia”. (Vannini, 2000: p. 2)

Me atrevo hoy a colocar una foto de mi promoción, que para muchos ya es lo suficientemente antigua. Lamento hoy no poder atesorar algunos recuerdos, pero siempre quedará esta historia en el corazón de todos los que nos hemos graduado de bibliotecólogos y archivólogos de la Universidad Central de Venezuela, Casa que vence la sombra. Quizá los primeros graduados no lo hicieron, pero nosotros hoy con orgullo y con toda nuestra fuerza podemos decir: ¡UU, UCV!

Palacio de las Academias, Caracas

Extiendo el saludo y la felicitación a nuestros colegas de la Universidad del Zulia y de otras universidades de Venezuela, y por qué no, a nuestros colegas de América Latina, de España y del mundo. Cada día del profesional de la información es nuestro día.

Referencias

Universidad Central de Venezuela, Facultad de Humanidades y Educación, Archivo Histórico. (1947-  ) Actas de Sesiones de Facultad.

Vannini, M. (2006) De biblioteconomía a bibliotecología: remembranzas y vivencias de nuestra Escuela. Caracas: Universidad Central de Venezuela.

The following two tabs change content below.

Estela Mastromatteo

Este blog propone un acercamiento a la bibliotecología de Venezuela y Uruguay, desde mi pasión por la docencia, las bibliotecas y los libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *