Entrevista a Dionisio Millán Sánchez, bibliotecario en la Universidad de Sevilla - BiblogTecarios

Entrevista a Dionisio Millán Sánchez, bibliotecario en la Universidad de Sevilla

Dionisio Millán Sánchez

Dionisio Millán, gran profesional de las bibliotecas y mejor persona, tiene una larga trayectoria profesional. Titulado en Biblioteconomía en las primeras promociones de la Universidad de Granada, comienza su andadura como bibliotecario-archivero en el Ayuntamiento de Granada. Desde entonces, su devenir lo ha llevado a experimentar la profesión en todo tipo de bibliotecas y archivos en diferentes lugares de la región andaluza. Actualmente trabaja como Bibliotecario en la Biblioteca de Arquitectura de la Universidad de Sevilla. Es de estos tipos de profesionales que construyen la profesión a pie de pista, suele remangarse con facilidad para llevar a la práctica cualquier nuevo avance que se aviste en la literatura científica en nuestro campo.

Profesional polivalente, allá por donde ha pasado, ha dejado huella en los compañeros y compañeras con los que ha compartido trabajo en algún momento. A su pasión por el mundo bibliotecario se le une su cualidad de lector voraz de libros. Comienza sus días bien temprano desayunando letras. Además tiene un pequeño secreto, aunque en algunas ocasiones lo ha sacado a relucir. Se le da muy bien eso de escribir, lleva un gran escritor dentro de sí.

Antes de comenzar la entrevista quería darle las gracias a Dioni (así lo conocen) por aceptar mi entrevista sin pensarlo, a la primera. 

Fuiste de las primeras promociones de titulados en Biblioteconomía de la Universidad de Granada ¿por qué elegiste esta opción? ¿cómo ha cambiado para ti el desempeño profesional desde entonces?

Podría decirte que mi idea de Biblioteconomía, como la de tantos otros, era más romántica que otra cosa

Yo empecé mi carrera universitaria en lo que antes era Magisterio, me di cuenta rápido que no era lo mío. Podría decirte que mi idea de Biblioteconomía, como la de tantos otros, era más romántica que otra cosa, que si los libros, que si atender a los usuarios… en fin, no tenía ni idea de lo que me iba a encontrar, ni los contenidos de las materias.  ¿Cambiar? Imagina, yo cuando empecé existían las fichas de cartulina, ahora para buscar información, ni siquiera tecleamos, usamos apps. El ejercicio de la profesión ha ido parejo, antes se ponía el acento en la catalogación, hoy creo yo en la difusión y en la calidad de la información.

Tu trayectoria como profesional ha discurrido por distintos tipos de bibliotecas y rincones de la geografía andaluza ¿cómo ha enriquecido este tema al bibliotecario que llevas dentro? ¿qué dirías aquellos compañeros y compañeras que son reticentes a la movilidad profesional?

Sabido es que a la fuerza ahorcan. No ha sido esta profesión nunca, por más que en algunos años se vendiera esa idea, un campo abonado a la superabundancia de profesionales, y a la salida fácil, quiero decir que, en mi caso, 25 años de profesión, he ido buscando oportunidades y dónde las encontré las ejercí. No es sólo movilidad, es capacidad para adaptarse, a medios, personas, momentos económicos distintos. Trabajar en tantos proyectos, y con tantos buenos profesionales, sin duda enriquece. El lado negativo no es distinto a cualquier otra profesión, hipoteca, familia… pero las oportunidades no siempre están en tu barrio.

Tu faceta de opositor la has ido compaginando con tu peregrinaje profesional ¿cómo has llevado este asunto? Hablando de oposiciones, aunque estamos en época de vacas flacas ¿qué recomendaciones realizarías a aquellos titulados y tituladas que están ahora inmersos e inmersas en este camino?

El porcentaje de personas que llegan a una oposición realmente preparados es escaso, sólo queda perseverar en el objetivo, esfuerzo y no caer en la desesperación

Al comienzo las oposiciones eran una forma de conocer el país, otras ciudades. Con la madurez aprendí, que para aprobar era necesario dedicación y esfuerzo, y cuando asumí esa idea, fui aprobando exámenes, hasta conseguir la plaza en la Universidad de Sevilla. Yo ya he pasado otras crisis, como la del 92, con poca oferta, muchos competidores y pocas perspectivas. También te digo que el porcentaje de personas que llegan a una oposición realmente preparados es escaso, sólo queda perseverar en el objetivo, esfuerzo y no caer en la desesperación. Aunque la vida profesional no tiene que acabar necesariamente en una oposición.

Como ya hemos comentado, has ejercido la profesión en distintos tipos de bibliotecas e incluso archivos ¿qué experiencias te han llenado más? ¿dónde te has sentido más identificado?

Por mi afición histórica, mi experiencia en Archivos es impagable

Es un tópico, pero no menos cierto, que de todas ellas he aprendido mucho, he conocido a personas magníficas, fuera y dentro de la profesión, he tenido la oportunidad de aprender muchísimo. Por mi afición histórica, mi experiencia en Archivos es impagable.  Pero lo que me más me llena es el contacto directo con el usuario, en públicas o en Universitarias, y siempre tendré un recuerdo imborrable de mi paso por el Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada, fue la primera vez que tuve que organizar una Biblioteca especializada desde sus “cimientos”, incorporarla a la Biblioteca Universitaria, gestionar un presupuesto, asesorar a los investigadores del centro… También me es de grato recuerdo las actividades de animación a la lectura, con los más pequeños, impagable.

Actualmente trabajas como Ayudante de Bibliotecas en la Universidad de Sevilla ¿cómo es el día a día de trabajo en una biblioteca universitaria? ¿qué aspectos destacarías como motivadores en tu desempeño profesional actual? Y por contra, ¿qué echas en falta?¿te gustaría realizar tareas que no haces en estos momentos?

La Universidad está de lleno en el EEES y eso afecta en muchos sentidos a la manera de trabajar y gestionar

Cuando hablo con los compañeros, las opiniones están directamente relacionadas con el centro donde ejerces. Yo en la ETSA tengo la oportunidad de aprender, de participar en proyectos nuevos, de contar con los recursos suficientes, a pesar de los recortes, de colaborar con personal de otros servicios. Sabido es que la Universidad está de lleno en el EEES y eso afecta en muchos sentidos a la manera de trabajar y gestionar, no digamos de la rapidez con la que evolucionan las TICs. Me interesa la tecnología y la posibilidad de participar en proyectos nuevos, es muy motivador. Ahora nos volcamos mucho en el asesoramiento a los investigadores y docentes, en dónde y cómo publicar, asesoramos en la acreditación y sexenios, son estos aspectos nuevos que, no hace tanto, no se hacían en las bibliotecas universitarias, pero ante la demanda, ahí está la oferta.

Sé que eres un profesional activo y en continua renovación ¿cómo haces para estar al día de los últimos avances de nuestra disciplina o de tus intereses particulares como bibliotecario/documentalista?

Aquí se juntan dos cosas, mi propia inquietud me hace buscar lo que se hace en otro sitios, mantenerme actualizado sobre todo en tecnología, y la Biblioteca Universitaria, organiza muchas actividades de formación continua, dentro y fuera del horario laboral. Hay seminarios, jornadas entre nosotros, demostraciones de bases de datos…

Unida a la pregunta anterior, y como profesional polivalente en el puesto que desempeñas en la actualidad ¿como encajas, entre tus funciones, la docencia sobre alfabetización informacional que impartes en la Universidad de Sevilla?

 Un reto personal, es intentar aumentar la formación on-line en mi Centro

He de decir que yo no tengo vocación docente. Qué es muy distinto trabajar con alumnos de primero de Grado, a alumnos de Master o investigadores. Que la diferencia entre Ingenieros de la Edificación y Arquitectura es también notable. Nosotros integramos la formación en el Grado en diversas asignaturas, con la intención de llegar al máximo número de alumnos posible. Son presenciales, sesiones de no mucho tiempo, luego se organizan talleres prácticos para determinadas herramientas, o bases de datos. No obstante, en Granada, pude conocer la formación a través de plataformas virtuales, y mi experiencia con ellas fue muy satisfactoria. Un reto personal, es intentar aumentar la formación on-line en mi Centro. Y sigo echando en falta la posibilidad de formar al formador, para mejorar nuestra pedagogía, así cómo un cierto reconocimiento institucional a ésta labor que hacemos desde la Biblioteca.

Nuestra profesión está continuamente buscando su seña de identidad, es un mal que nos persigue de siempre; quizás por ir tan unida a las tecnologías digitales y sociales siempre andamos en continua adaptación a nuevos entornos ¿qué cualidades debe tener para tí el o la profesional del siglo XXI?

El bibliotecario del siglo XXI deberá tener formación en muy distintas disciplinas

Históricamente el profesional de las bibliotecas han estado dónde estaban sus usuarios. Internet, medios y redes sociales, móviles… estamos en una etapa de cambios en la forma en que se accede a la información, en cómo se interactúa con ella. Las Bibliotecas deben estar ahí, quizás no en todas, pero en función de objetivos y necesidades de cada centro, en algunas. Se ha hablado mucho de las razones para estar ahí, difusión rápida del mensaje que queremos transmitir, marketing, difusión, comunicación bidireccional con el usuario, imagen de marca… en definitiva, creo que sobran los motivos… otra cosa es tener claro en que redes estar y con cuáles objetivos. El bibliotecario del siglo XXI deberá tener formación en muy distintas disciplinas: legislación, gestión cultural, hardware, software… deberá ser flexible y adaptable, compromiso con la calidad y con el usuario, capacidad de comunicación…

Para finalizar, te voy a pedir un favor, recoge a continuación una pregunta que te hubiese gustado que te hiciera y contéstate a ti mismo. Será un ejercicio que quizás nos sorprenda a ambos.

Podías haberme preguntado que hacia dónde van las Bibliotecas Universitarias, mi respuesta hubiese sido no tengo ni idea. Hay tantos paradigmas y tantas posibilidades, que cuanto menos estoy seguro que será sorprendente lo que está por venir.

Biblioteca de Arquitectura de la Universidad de Sevilla

The following two tabs change content below.
Mi blog será fiel reflejo de mis intereses profesionales. Así, la gestión de la investigación y el acceso abierto al conocimiento serán temas recurrentes. Además aspectos relacionados con la gestión de contenidos y con los nuevos contextos de aprendizaje tendrán también su hueco. Espero despertar vuestro interés. Os animo a participar de mis entradas enriqueciendo contenidos o avivando el debate.

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *