Entrevista a Susana Peix, escritora y bibliotecaria especializada en literatura infantil y juvenil - BiblogTecarios

Entrevista a Susana Peix, escritora y bibliotecaria especializada en literatura infantil y juvenil

Si tuviera que describir a Susana Peix en pocas palabras diría que es una persona polifacética y apasionada de todo lo que hace. No hay terreno en el que no sepa pisar fuerte, siempre con una sonrisa en la cara como carta de presentación. Es una bibliotecaria implicada al 100 % en la cultura y  en la animación a la lectura desde edades tempranas.

Su doble figura de escritora y bibliotecaria especializada en literatura infantil y juvenil la colocan en un plano privilegiado. En Vilanova i la Geltrú tienen la gran suerte de poder contar con una profesional de estas características, tan implicada, trabajando a pie de calle por la cultura.

He tenido la suerte de poder “desvirtualizarla” después de varios años de amistad a través de las redes y no puedo hacer otra cosa que ratificar todo lo comentado sobre ella, gran profesional y gran persona, los ingredientes perfectos para triunfar en la vida.

Susana ya ha pasado por BiblogTecarios como firma invitada regalándonos una interesante reflexión sobre “Bibliotecas públicas accesibles e inclusivas“.  Además, yo mismo he reseñado algunos de sus cuentos de la colección Carambuco Cuentos: El Sol llega tarde, El secreto de la Luna, Saltarina.

Por si fuera poco, aún saca tiempo para proyectos sociales en países en desarrollo, muestra de ello es su colaboración con la Bibliothèque Nelson Mandela en Senegal (Fundación Lluís Llach).

No os perdáis su entrevista, su “historia de vida” y su día a día seguro que os engancha!!

Ya veréis que no se le escapa nada: bibliotecaria, escritora, presentadora de radio, cuenta cuentos, etc. ¿Qué será lo próximo?

 

Para comenzar nuestra entrevista, ¿cuéntanos algo de la biblioteca en la que trabajas? ¿cómo llegas hasta allí?

Pues llegué de casualidad y un poco por una de esas carambolas que te regala la vida. Dejé mi profesión como encastadora de piedras preciosas en la que llevaba trabajando más de quince años por un problema en mis muñecas del que me tuve que operar (síndrome del túnel carpiano) para ir a trabajar como tasadora de joyas en una entidad financiera con un contrato de seis meses. Al finalizar, y coincidiendo con el cambio de siglo, decidí dar un giro de 360º y empecé a preparar oposiciones. Influyó el hecho de que hasta entonces tenía que desplazarme desde la población donde vivo hasta Barcelona que me suponía dos horas diarias y pensé que si tenía suerte igual podía quedarme a trabajar en mi ciudad. Y así fue. Tres meses después de empezar a estudiar se presentó la oportunidad al salir unas plazas de interina en el Ayuntamiento. Quedé la quinta de la oposición y fui a parar a la biblioteca. Y no solo eso. Recuerdo que el primer día que entré a trabajar la directora me dijo: “por tu perfil creo que encajarás muy bien en la sala infantil”. Y ya lo creo que encajé. Me encantó nada más empezar. Me gustó tanto mi nueva profesión que decidí estudiar la carrera de Biblioteconomía y Documentación. Compaginé el trabajo, la familia (tenía a mi hijo mayor con tres años) y la carrera. De hecho, mientras cursaba el tercer año de diplomatura, nació mi segundo hijo, justo antes de terminar la carrera.

En el año 2003 se inauguraba una nueva biblioteca en la ciudad y me ofrecí para formar parte del personal. Así fue como empecé en la biblioteca donde trabajo actualmente… ¡Ha llovido bastante desde entonces!

Cualquiera que te siga un poco los pasos sabe de tu pasión por la literatura infantil y juvenil (LIJ) ¿siempre te ha gustado o ha influido en ello el hecho de ser bibliotecaria?

Siempre me he decantado por cosas relacionadas con la creatividad. Cuando terminé los estudios (todavía era BUP y COU), como no sabía qué carrera elegir, me decanté por una escuela de artes y oficios de Barcelona, La Llotja, donde estudié esmaltes y diseño de joyas. Siempre me ha gustado dibujar, las manualidades y escribir. Lo que seguro que ha influido es que de pequeña fui una gran devoradora de libros. Tuve la gran suerte de estudiar en un colegio donde teníamos una fantástica biblioteca donde la “Señorita Mercedes” me proporcionaba un montón de lecturas. A parte de los cómics típicos de la época: “Zipi y Zape”, “13 Rue del Percebe”, “Pepe Gotera y Otílio”, “Rompetechos”, etc. me encantaban algunas series como “Los cinco” o “Los siete Secretos”. Tengo que confesar que intenté leer “El señor de los anillos” y “El Hobbit” y no lo conseguí. Me perdía de tal manera que acabé por abandonar la lectura. En la adolescencia como es normal dejé la lectura de lado y la recuperé hacia los 17, 18 años. Ahora por mi trabajo y pasión la literatura infantil me rodea todo el día, la de adultos ¡va y viene a rachas!

Recuerdo que el primer día que entré a trabajar la directora me dijo: “por tu perfil creo que encajarás muy bien en la sala infantil”

¿Cuándo y cómo descubres tu faceta como escritora de cuentos infantiles?

Mi hijo todavía era muy bebé y no había empezado a explicarle cuentos (le cantaba mucho eso sí) y al entrar en la biblioteca fue como redescubrir un mundo que tenía olvidado. Creo que una parte de mi yo más infantil resurgió y permanecerá siempre presente. El descubrimiento y el hecho de estar todos los días en contacto con niños y niñas que te preguntan y te explican lo que más les gusta y con los cuentos hizo que me fuera penetrando a través de todos los poros de mi piel.

Me encanta explicar cuentos y soy bastante fantasiosa. Un día explicando una historia de carnaval que me iba inventando a mi hijo, empezamos a jugar. Él se desternillaba de risa mientras yo hacía el payaso. Esa noche de repente surgió una historia en mi cabeza. Me había pasado en otras ocasiones y a pesar de que la repasaba mentalmente varias veces para no olvidarme, por la mañana sólo tenía algún recuerdo vago, así que aquel día decidí levantarme y escribirla. ¡Eran las tres de la mañana! Justo ahora hace diez años que publiqué el cuento que surgió de esa inspiración, aunque lo escribí bastante antes. Hará unos dieciséis años más o menos. Desde aquella primera publicación hasta ahora, el camino ha sido difícil. Pero poco a poco he ido escribiendo y publicando. Publicando y explicándolo por todos lados. Me he involucrado bastante y la verdad es que ¡me encanta!

¿En qué fase del proceso de creación disfrutas más: en la elaboración y desarrollo de la idea, en la redacción, en la difusión, en la fase de cuenta cuentos…?

Cada una de las fases tiene su parte de encanto. Al principio necesitaba esperar que la inspiración llegara a mi y poco a poco he conseguido esa “llave” que te permite entrar y salir siempre que quiero en el mundo de la imaginación. A veces veo algo, oigo algo que me da una idea, otras me siento delante del ordenador y empiezo a escribir sin sentido… El proceso de creación es bastante divertido pues mantiene mi mente alerta durante bastante tiempo. Las ideas van rondando por mi cabeza. Algunas se desvanecen y otras perduran dando vueltas y más vueltas hasta que de repente un día encajan como en un rompecabezas. Un día decido empezar a lanzar las ideas en un papel (digital generalmente, que si lo hago en papelitos sueltos acabo perdiéndolos). Una vez empiezo a escribir las ideas van surgiendo y, como te comento, van encajando hasta cerrar el círculo.

La mayoría de veces sé el final bastante antes de saber qué pasará hasta llegar allí, aunque otras veces voy escribiendo hasta descubrir el final de la historia. ¡Es muy divertido!

He conseguido esa “llave” que te permite entrar y salir siempre que quiero en el mundo de la imaginación

Cuando escribo ya me imagino cómo voy a contar el cuento y eso también me ayuda en la fase de creación. El público infantil es muy agradecido cuando le gusta lo que explicas pero también muy crítico así que es muy importante tener unos cuantos recursos para captar su atención y dar con lo que sabes que les va a hacer reaccionar de manera positiva. Explicar un cuento es como el colofón a tu trabajo y cuando ves una respuesta positiva es muy gratificante.

La parte de la difusión requiere de bastante dedicación pero al final le cojes el truquillo y las nuevas tecnologías ayudan bastante. Ahora cuento con un buen número de seguidores y poco a poco consigo la visibilidad que busco. Ello unido a que a nivel profesional todo va muy ligado ayuda. ¡Ya no sé donde está la línea que divide mi parte profesional de la personal!

Twitter (actualmente gestiono nueve cuentas), Facebook (seis perfiles y un par de grupos), Instagram, LinkedIn, el blog (bueno los blogs que también gestiono varios). ¡Esto es un no parar!

Eres una gran defensora del acceso a la lectura, independientemente de las limitaciones que tenga la persona (físicas o psíquicas). ¿Qué te hizo transitar esa lucha diaria por conseguir un servicio bibliotecario inclusivo de calidad?

Mis abuelos eran ciegos los dos e imagino que ese hecho ha influido para que tenga una especial sensibilidad hacia las personas con algún tipo de discapacidad. Ello, sumado a mi pasión por la lectura y el fomento lector, hicieron que hace años fijara uno de mis objetivos en buscar caminos que ayudarán a niños y niñas con discapacidad a acceder a la lectura.

De pequeña tuve serios problemas con la compresión lectora. Me costaba tanto descifrar el código lector que cuando terminaba de leer no me había enterado de nada (comprensión lectora cero). Eso provocaba que tuviera que hacer un esfuerzo extra en prácticamente todas las asignaturas. Solo sacaba sobresaliente en gimnasia y plástica. El resto de asignaturas las iba pasando a trompicones hasta que imagino que maduré y empecé a entender lo que leía, cuando lo conseguí me convertí en una devoradora de libros pero podría haber sido muy diferente… Seguramente tenía un problema de aprendizaje, pero en aquella época no se detectaba ni trataba. ¡Y mira luego! ¡Bibliotecaria y escritora!

En la biblioteca, nada más inaugurar decidimos hacer actividades dirigidas a colectivos con discapacidad. Una de las primeras fue un cuenta-cuentos interpretado en lengua de signos. Al revisar el catálogo me di cuenta de que no había materiales adaptados a la lengua de signos y en poco tiempo un grupo de profesionales (maestros, logopedas, educadores de educación especial y yo como bibliotecaria) hicimos una propuesta a una editorial local: El cep i la nansa que dio como fruto la colección Ginjoler y posteriormente Carambuco Cuentos. Las únicas colecciones que existen de cuentos originales adaptados a la lengua de signos.

Si analizas los catálogos de la mayoría de bibliotecas infantiles hay muy pocos materiales adaptados a diferentes discapacidades: lengua de signos (LS), lenguaje pictográfico y de comunicación (SPC), Lectura Fácil… De Braille ya ni te digo porque no existe mercado editorial en nuestro país (en otros como Francia sí). Luego entras en la biblioteca y muchos bibliotecarios no saben como tratar este tipo de documentos y acaban en arrinconados al final de una estantería o tan separados del resto que nadie los consulta.

Las bibliotecas si quieren ser inclusivas, además de romper las barreras arquitectónicas (que todavía siguen existiendo), las personales (por falta de información y desconocimiento) también tienen que romper las materiales: adquiriéndolos e incorporándolos al fondo documental con normalidad, rotulando los espacios con pictogramas y otros apoyos para personas con discapacidad psíquica, o sensorial…

En fin, que es mucho trabajo y al final siempre es más fácil girar la cabeza hacia otro lado y hacer ver que no lo vemos o justificarse diciendo que las personas con discapacidad no van a la biblioteca. No sería mejor preguntarse ¿Por qué no vienen a la biblioteca?

Vamos a soñar un poco. ¿Cuál sería tu ideal de biblioteca pública? ¿Qué papel crees que deberían jugar las bibliotecas escolares?

En las bibliotecas públicas creo que actualmente hay un desequilibrio entre las necesidades de los usuarios y lo que se ofrece. Mi biblioteca pública ideal sería una que cumpliera realmente con los principios del Manifiesto de la Unesco, con la Ley de bibliotecas y con los derechos de las personas. Qué pena que tantos años después sigan sin cumplirse en su totalidad, ¿no crees?

Si analizas los catálogos de la mayoría de bibliotecas infantiles hay muy pocos materiales adaptados a diferentes discapacidades

Las bibliotecas escolares son claves para que los niños y niñas descubran el placer de la lectura por el simple hecho de leer. En las escuelas se aprende a leer y se lee la mayor parte de las veces por “obligación”. Es necesario que los niños descubran que la lectura también puede ser una manera fantástica de divertirse. De descubrir nuevos mundos y de viajar a diferentes lugares a través de sus páginas, de las palabras y de las ilustraciones, de vivir muchas aventuras, descubrir el mundo que nos rodea (o mundos imaginados) desde diferentes perspectivas.

Actualmente los niños y niñas tienen muchos estímulos. La lectura les puede enseñar a vivir la vida con mas tranquilidad y relax a la vez que pueden pasarlo genial. Solo hay que descubrirlo y ese es uno de mis objetivos como especialista. De hecho desde la biblioteca asesoramos a las bibliotecas de la ciudad. Actualmente hay 18 centros escolares la gran mayoría con unas bibliotecas fantásticas que no solo son un almacén de libros. Las dinamizan con actividades y las incluyen en el currículo. Algo muy importante si quieres que den sus frutos. Está comprobado que los niños y niñas que leen mejoran en muchos aspectos relacionados con el aprendizaje y la comunicación…

“La hora del cuento” o “Crear historias ilustradas”: ¿qué actividad crees que sería más interesante para los niños y niñas que acuden a la biblioteca?

Tanto una como otra pueden ser muy interesantes. Hay edades en las que los niños y niñas todavía no tienen capacidad de crear historias a partir de las ilustraciones. Las actividades cuando se organizan tienen que tener muy presente que en las bibliotecas suelen coincidir diferentes edades y niveles de comprensión. En ese sentido es más fácil que funcione un cuenta cuentos.

Una actividad de creación literaria o de creación a partir de imágenes suele ser más elaborada y se podría trabajar más como un taller acotando las edades y el número de participantes.

Son muchos los títulos que ya tienes publicado. Aunque sé que es difícil, si tuvieras que quedarte con alguna de tus criaturas, ¿cuál sería? y ¿por qué?

Como dices es una respuesta difícil. Cada uno de los cuentos tiene su historia y su rinconcito en mi corazón. Pero como me has dicho que tenía que elegir uno… diría Saltarina. Una Saltarinaamiga falleció hace unos años y su marido, también amigo, me pidió si podía leer un cuento en su funeral. No pude negarme a dicha petición, lo difícil era elegir un cuento, así que decidí escribir uno y así nació Saltarina. Un cuento que habla de la muerte sin nombrarla, desde los ojos de una niña que quiere regalar sus cuentos a la luna y cada noche le explica uno…

Este sería el que me llega más al alma. De hecho al principio de explicarlo se me hacía un nudo en la garganta y en más de una ocasión me emocioné.

¿Qué tipo de historias infantiles crees que aún no tiene hueco suficientemente abierto en el mercado editorial? En el mercado editorial faltan cuentos sobre…

¡Si lo supiera los habría escrito! jajaja

El mercado editorial infantil está bastante saturado de publicaciones. Yo creo que se ha escrito de todo y sobre todo, lo que hace muy complicado estar al día (en eso supongo que estarás de acuerdo conmigo).

Lo que sí que falta son editoriales que apuesten por producir cuentos y materiales adaptados a necesidades especiales. Que tenga controladas podría contar con los dedos de una mano, bueno, quizá alguno de la otra, las editoriales que producen cuentos adaptados:

  • Lengua de signos (LS): El cep i la nansa en lengua de signos catalana y Carambuco ediciones en lengua de signos española (en España se hablan otras lenguas de signos pero no hay cuentos publicados).
  • Lenguaje pictográfico y de comunicación (SPC): Kalandraka y CEPE.
  • Lectura Fácil: Publicacions de l’Abadía de Montserrat, Libros del Zorro Rojo, La mar de fácil (creo que hay alguna más que hace alguna cosilla pero la distribución es complicada y cuestan de conseguir).
  • Audio cuentos: los de lengua de signos incluyen un DVD con el cuento en audio, animado además de signado y con subtítulos. Hay algunas editoriales o sellos musicales que han publicado algunos audio-cuentos. La mayoría clásicos de la literatura o tradicionales de otras culturas (por el tema de los derechos). ¿Cuentos originales? Pues a parte de los Carambuco y Ginjoler poca cosa más.

En definitiva, que si contabilizas todo lo que se publica en un año adaptado a diferentes discapacidades igual sumas 5 o 6 títulos anuales (que pena). De hecho en Lectura Fácil de ficción infantil creo que hace como tres años que no se publica nada. Si supieran cuántos niños y niñas con discapacidad necesitan esos materiales en escuelas y familias, seguro que muchos editores se sorprenderían. Pero este tipo de materiales supone un esfuerzo extra, no suelen ganar premios literarios ni llegan a ser superventas (de hecho han dado premios a cuentos que se suponía eran adaptados y no lo eran. ¡Increíble!)

Como he comentado anteriormente es mejor girar la cabeza y hacer como que no lo has visto, o no lo sabes, en este caso.

Suerte que las nuevas tecnologías permiten colgar materiales en internet, pero ello sigue siendo una discriminación para estos colectivos.

¿Cuáles son las editoriales que crees que más cuidan los detalles a la hora de publicar sus cuentos o historias dirigidas al público infantil y juvenil?

Uf, ésta sí que es difícil de contestar… Yo te puedo nombrar algunas editoriales que me gustan, pero es totalmente subjetivo. Por un lado me encantan las editoriales que apuestan por elaborar materiales adaptados o sobre la discapacidad (supongo que a estas alturas de la entrevista ha quedado más que claro). ¡¡Para todas ellas, por el esfuerzo que supone, les doy un diez!!

Las bibliotecas escolares son claves para que los niños y niñas descubran el placer de la lectura por el simple hecho de leer

En cuanto a editoriales que publican cosas muy bonitas, suelo decantarme por editoriales pequeñas que cuidan a sus autores desde la cercanía y que trabajan con formatos muy cuidados. Como publican pocas novedades se lo piensan mucho antes de tirar un título adelante.

¿Te digo algunas que he descubierto hace poco y que me han sorprendido muy gratamente? La fragatina, Bululú, La Guarida, Fragmenta… Otras que me gustan especialmente: Andana, Jaguar, Tramuntana, Takatuka, Blackie Books, A buen paso, Lata de Sal, Picarona, Babulinka Books, Coco Books, Thule, Ekaré… ¡No terminaría nunca!

Además de bibliotecaria y escritora, desempeñas otros tantos papeles en tu día a día. Llama la atención tu faceta de presentadora de radio en el programa “Mes Content que un Ginjol”. ¿Cómo surge esa colaboración con la radio? ¿En qué consiste el programa?

El programa nació hace seis años cuando me entrevistaron en una emisora local y me lo propusieron. Como me cuesta poco lanzarme a nuevos proyectos dije que sí y en un par de semanas ya estaba en antena. Con el tiempo propuse a la Concejalía de Cultura de mi ciudad hacer el programa desde las bibliotecas municipales para fomentar la lectura y dar visibilidad a un plan de animación lectora en funcionamiento desde hace casi veinte años. ¡Y ya estamos en la cuarta temporada! El resultado ha sido genial. Yo me encuentro como pez en el agua (nunca mejor dicho).

El programa ha ido evolucionando con el tiempo. Las editoriales me envían muchas novedades. Para las editoriales más pequeñas y que tienen más dificultades a la hora de visibilizarse en este gran océano les es de gran ayuda y me encanta poder echar un cable pues sé el esfuerzo que supone.

Hacemos una gran labor de difusión a través de la redes sociales y ello ha hecho que diferentes emisoras de toda Cataluña descarguen el programa que se produce en Canal Blau FM y se difunde a través de la Xarxa (Red) de emisoras locales y lo emitan en su programación. Con todo ello, un programa que al principio giraba alrededor de un protagonista donde recomendábamos lecturas ahora tiene como eje central una sección de novedades editoriales.

radio

Programa “Mes Content que un Ginjol”, de izquierda a derecha: Nuria Feijoó (ilustradora), Xavi Ramiro (ilustrador), Montse Balada (escritora), la mendalerenda, Sebastià Serra (ilustrador) y Òscar Julve (ilustrador)

Otra de las secciones que más me gustan es la de la entrevista “I tu, qui ets?” (y tú, ¿quién eres?) que descubre a todos los protagonistas de la literatura infantil: autores, ilustradores, libreros, bibliotecarios, editores, músicos… ¡Incluso personajes de cuentos! Que nos muestran su faceta más infantil, y nos explican muchas cosas interesantes de su labor y su relación con la literatura infantil. No los he contado pero ya deben haber pasado por el programa más de 200. Algunos muy conocidos, otros no tanto pero igual de interesantes. Me encanta y me descubre a grandes personas detrás de un dibujo, un texto, un sello editorial, una librería, una biblioteca… ¡O un cuento!

Las bibliotecas si quieren ser inclusivas, además de romper las barreras arquitectónicas y las personales, también tienen que romper las materiales

También explicamos cuentos, escuchamos música, leemos poesía…

¿Os animáis a escucharlo? Aunque sea en catalán yo creo que se entiende perfectamente y algunas de las entrevistas son en castellano. Tenemos un blog desde donde se puede acceder a todas las novedades, audios y entrevistas.

Creo que el secreto del programa es que nos lo pasamos tan bien haciéndolo que se nota y se transmite…

Después de tu experiencia en la radio ¿te gustaría dar el salto el salto a la televisión?

¡Me encantaría! El problema es básicamente de “tiempo”. De hecho ya me lo han propuesto y, de vez en cuando, me entra el gusanillo de tirarlo adelante. El formato de hecho ya lo tengo, quizá falten los recursos económicos para financiarlo. Es mucho más complicado que un programa de radio.

Las ganas están, el proyecto sobre la mesa… Quién sabe!!

¿Hablamos un poco del futuro? Sorpréndenos, ¿qué proyectos tienes en mente? Sabemos que siempre andas inventando.

Pues ahora mismo estamos iniciando un proyecto muy interesante de inclusividad en bibliotecas. No te puedo avanzar mucho porque justo ahora estamos en los preliminares por así decirlo. Este mes de febrero precisamente tenemos la primera reunión y una Jornada de formación en la que daré una ponencia sobre bibliotecas inclusivas (hay un artículo que explica el contenido en internet) y se presentarán varias editoriales de las que he nombrado anteriormente que publican materiales adaptados. ¡Es un gran proyecto que me tiene muy ilusionada!

En las bibliotecas públicas creo que actualmente hay un desequilibrio entre las necesidades de los usuarios y lo que se ofrece

Por otro lado, muy ligado a este tema, y por otra de esas carambolas que aparece de repente, a través de un productor de cine de animación con el que colaboro desde hace años como asesora de temas relacionados con la LIJ, ha contactado conmigo un director de cine que ha dirigido un corto genial. No os puedo contar detalles porque todavía no se ha difundido pero sí que puedo decir que es un corto sobre un libro que tiene como protagonista a un niño discapacitado. Que es una delicia y que me ha dado un par de ideas que espero poder explicar en poco tiempo (no soy demasiado mala por dejaros a medias, ¿no?)

¿Algún proyecto editorial del que nos puedas avanzar alguna cosa?

Sí, alguna cosilla puedo anunciar. A puntito de entrar en máquinas está el último título de la colección “Cercavila” una colección en catalán de tradiciones de Fiesta Mayor: Cercavila es un Pasacalles típico de las fiestas populares de Cataluña y la colección va siguiendo el orden de aparición de las figuras: Diablos, Dragones, Gigantes… Así que después de: “Diables!” y, “Dracs!” y ahora toca el turno a: “Gegants!” Una historia muy divertida con una giganta tan alta que tiene serios problemas de equilibrio.

Te puedo hablar también de dos proyectos que ya están en marcha y que también se publicarán este año: uno en la editorial La pulga con gafas, que publica en catalán y en castellano, un cuento que escribí a cuatro manos con mi tío y con el que fuimos primeros finalistas en un concurso literario sobre una enfermedad mental, la bipolaridad, con ilustraciones de Guillem Moner. Se trata de un cuento que significa mucho para mí en muchos sentidos, uno de esos que deja huella.

El segundo proyecto que puedo compartir me hace también especial ilusión y enseguida entenderás el motivo. El protagonista es un pez algo despistado! jeje. Es como un auto homenaje a una situación que se daba muy a menudo en mi casa. Un cuento que podría ser un referente para niños y niñas con déficit de atención, que quita hierro al asunto con un toque de humor que siempre va bien. Lo publica Bululú y las ilustraciones son de Romina Martí, lo publican en castellano y gallego (quizá también en catalán, lo están valorando).

¿A quién te gustaría que propusiera para mi siguiente entrevista en BiblogTecarios? (intentaré llevarla a cabo, no me lo pongas muy difícil)

¡Te lo voy a poner muuuuy fácil! Podrías entrevistar a Cesca Mestres, editora y coordinadora de las colecciones Ginjoler y Carambuco adaptadas a la lengua de signos. Ella te puede dar una visión desde el punto de vista editor sobre muchos de los aspectos que he planteado en mis respuestas. ¡Si se la haces, yo tengo una pregunta!

¡Muchas gracias por la naturalidad y profundidad de tus respuestas Susana!

Cuentacuentos

Cuentacuentos de la Fira conte va! Va de contes, Fiesta Mayor de Vilanova i la Geltrú y de la biblioteca Miguel de Cervantes de Málaga (intrepretado en LSE)

The following two tabs change content below.
Mi blog será fiel reflejo de mis intereses profesionales. Así, la gestión de la investigación y el acceso abierto al conocimiento serán temas recurrentes. Además aspectos relacionados con la gestión de contenidos y con los nuevos contextos de aprendizaje tendrán también su hueco. Espero despertar vuestro interés. Os animo a participar de mis entradas enriqueciendo contenidos o avivando el debate.

Comments

  1. Responder

    • Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *