FESABID15, punto y aparte - BiblogTecarios

FESABID15, punto y aparte

Continuamos aquí nuestra crónica de las XIV Jornadas Españolas de Documentación de FESABID ─ de cuya primera jornada ya dejamos constancia en el anterior post del pasado viernes─ que acaban de celebrarse en Gijón, una magnífica oportunidad para compartir conocimientos y experiencias, con el valor añadido de ver a otros compañeros.

Las sesiones de trabajo se reanudaron a primera hora del viernes 29 de mayo con la intervención de Alberto Ortiz de Zárate, en la que se propuso estrategias y actitudes apropiadas para convertir en real el valor de la información pública. Partiendo de un instructivo vídeo en el que se visibilizan cuantos datos pueden hallarse en el relato de Caperucita Roja, defendió la conveniencia de que la información pública se ofrezca por defecto en abierto para perseguir la buena gobernanza y el fomento de la innovación, vigilando que tanto la cantidad como la calidad sean las idóneas y que resulten reutilizables por todos, tanto máquinas como humanos, teniendo siempre en mente la privacidad, la propiedad intelectual y la seguridad. Siendo la Administración el mayor repositorio de datos, aconsejó que no se creen espacios exclusivos para los Open Data, sino la creación de una cultura de actuación en el seno de la Administración misma.

Al hilo de esta propuesta tuvo lugar a continuación el panel sobre transparencia y Open Data, coordinado por Carlota Bustelo, en el que se realizó una lectura crítica de la Ley 19/2013, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, formulándose carencias como el olvido de los archivos —principales actores de custodia y difusión de datos— o la falta de coherencia legislativa que supone proporcionar valor desestimativo al silencio administrativo. Con todos sus defectos, dicha ley ha impulsado iniciativas web encaminadas a facilitar el cumplimiento de los objetivos de publicación activa como PeTRAS [Plataforma electrónica de Transparencia], presentada en este foro por la Fundación Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC), una herramienta capaz de convertir los datos originales en tablas y gráficos de cómoda visualización e interpretación (información estructurada) e integrarlos en un catálogo propio después de convertirlos en formatos reutilizables.

Más allá de los planteamientos teóricos y las soluciones tecnológicas para la apertura de datos y su reutilización, se presentaron en esta jornada diferentes iniciativas en el sector público, como el proyecto DataGob del Banco Interamericano de Desarrollo, el Portal de indicadores económicos y de servicios locales del Círculo de Comparación Intermunicipal de Bibliotecas de la Diputación de Barcelona o las llevadas a cabo por el Gobierno del Principado de Asturias: el Portal de Transparencia y Asturias Participa. María Fernanda del Rincón expuso el proceso de diseño y puesta en marcha de Red Parlamenta, la red de cooperación de los servicios documentales de los 17 parlamentos autonómicos del Estado español, que se estructuró “desde abajo”, de manera “clandestina” —es decir, sin conocimiento previo de las mesas de gobierno—, libre y gratuita. Por su parte, la Biblioteca Nacional de España presentó su proyecto de “Plan de medidas de impulso de reutilización de la información pública de la BNE” y su servicio de Linked Open Data datos.bne.es. Inevitablemente, se mencionó la avalancha de datos y la conveniencia de la integración de plataformas, destacándose la capacidad de las bibliotecas para estructurar los datos.

Desnudando la Wikipedia en FESABID15El eje sobre “Información pública, datos y colecciones abiertas” aún ofreció a los asistentes otras intervenciones interesantes, como fue el caso de la mesa redonda sobre la convergencia de los metadatos bibliográficos como base fundamental para el desarrollo de un proyecto de verdadero catálogo colectivo, o el panel sobre estándares y competencias técnicas para la apertura de colecciones, en el que se expusieron el papel normalizador del Europeana Data Model, la herramienta Aliada para la publicación automatizada en la Linked Open Data Cloud, o el formato LIDO para la descripción museística, además de las competencias específicas del geobibliotecario, perfil especializado en la gestión de datos geográficos. También se abordó la nueva norma ISO 9001:2015 sobre gestión de la calidad como una oportunidad para la puesta en valor de la gestión documental, mientras que Jorge Serrano-Cobos y Alicia Sellés demostraron de manera práctica lo que se consigue perdiendo el miedo a Google Analytics y aplicando técnicas de análisis de buscadores al análisis del uso de los catálogos propios.

El vicepresidente de la Asociación Educación Abierta Carlos Magro vertebró en su ponencia —que abrió la última de las jornadas— los fundamentos teóricos, filosóficos y de pensamiento necesarios para plantear la acción futura de la profesión bibliotecaria como motor de creación y de las bibliotecas como instituciones para la enseñanza del pensamiento crítico y espacios de creación de comunidad y de conexión: son software (conjunto de contenidos y servicios), son red de enlaces, son MOOC… Prueba de lo dicho fueron las prácticas expuestas por los representantes de la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid, que participa de forma activa en la Unidad de Tecnología Educativa e Innovación Docente, la biblioteca Jaume Fuster de Barcelona, que presenta una amplia oferta con cuatro áreas de alfabetización, y la Red de Bibliotecas Municipales de Sabadell, que cuenta con un itinerario formativo basado en el desarrollo educativo y vital de los menores.

En el mismo eje sobre “Educación abierta y nuevas competencias” se incluyó un interesantísimo taller sobre las posibilidades de Wikipedia como instrumento de alfabetización digital y herramienta de colaboración ciudadana clave para el acceso abierto al patrimonio cultural. Con la participación de Álex Hinojo, director de proyectos culturales de Amical Wikimedia, se llevó a cabo una breve sesión práctica para mostrar los procedimientos más elementales de edición en esta enciclopedia, mientras que Carme Fenoll expuso la experiencia llevada a cabo por la Red de Bibliotecas Públicas de Cataluña, invitando a los asistentes a abordar proyectos similares.

Como puede comprobarse, en estas jornadas FESABID’15 quedó patente que las bibliotecas pueden —y deben— liderar el cambio digital, como manifestaron Rodrigo Rodríguez y Ana Ordás al exponer “5 maneras de mejorar la experiencia de los lectores a través de la tecnología”. Y es que en este contexto de revolución digital no se ha DE olvidar la dimensión física, puesto que las bibliotecas juegan un papel esencial mejorando, formando y ayudando a los lectores, cambiando el foco, adaptándose al nuevo entorno, buscando modelos y productos híbridos, involucrando y uniendo a todos los actores, aunque en un primer momento parezcan antagónicos.

Encuentro con Glòria Pérez Salmerón

Mientras se desarrollaba el programa previsto, en la mañana del viernes 29 patrocinadores y colaboradores de estas Jornadas mantuvimos un desayuno de trabajo con la presidenta de FESABID, tanto para valorar esta edición como para abordar la necesidad de un cambio de rumbo en la próxima, dentro de dos años. Durante el encuentro quedó patente la necesidad de unir esfuerzos entre los profesionales, las instituciones y las empresas proveedoras para ampliar nuestro perfil y hacer más visible nuestra profesión, para lo que la presencia de Glòria Pérez Salmerón en la presidencia de la IFLA supone una oportunidad indiscutible.

Que no son trasgus, que son bibliotecarios

Que éstas hayan sido unas intensas jornadas de trabajo y aprendizaje no quiere decir que no haya habido oportunidad para el humor y el entretenimiento. Por ejemplo, la presentación de los 25 pósteres inscritos en FESABID’15 —limitada a 59 segundos para cada uno— puso en evidencia que la creatividad de los bibliotecarios es inmensa, incluso para el entretenimiento mientras se solventan pequeños problemas técnicos. La motivación y el deseo de impactar se tradujeron en originalidad e imaginación: hubo versos, entrega de oscars, “sobornos” con vino y jamón, regalos encubiertos en el texto… y sobre todo mucha profesionalidad, que no tiene por qué estar reñida con el divertimento.

GPS Project actuando en FESABID15La espicha organizada en el Muséu del Pueblu d’Asturies fue otro gran momento de diversión. La confraternización al aire libre mientras se degustaban ricos platos de la gastronomía asturiana —quesos, embutidos, cachopo, gochucu, fabes, arroz con leche…— mayoritariamente regados con sidra, dio paso al disfrute de la animación musical protagonizada por GPS Project, conjunto músico-vocal compuesto por tres jóvenes miembros femeninos de APEI, que lograron arrancar abundantes aplausos y algún que otro paso de baile a los asistentes, haciéndose así indiscutibles merecedoras del premio de BiblioVisión si existiera (ahí queda la idea). Los que sí se entregaron fueron los correspondientes a los posters y el de buenas prácticas, correspondiendo este último a la Asociación de Archiveros de Castilla y León (ACAL). Con chistes, música y buen tiempo, los asistentes permanecieron en el recinto hasta pasada la medianoche, aunque no fueron pocos los que prolongaron la velada algunas horas más.

Acto de clausura

Intervención de @Kippelboy, el usuario infiltradoY es que “Los bibliotecarios sois menos serios de lo que queréis ser”, como dijo @Kippelboy —el usuario infiltrado— cuando elaboró su personal crónica de lo que había visto en estas jornadas. Durante su intervención dejó algunas perlas que provocaron la aquiescencia de quienes las escucharon, como cuando dijo que “Podéis enseñar a la Administración la Vocación Pública [puesto que] sois de los pocos que hacéis esto porque os gusta”. Pero también nos echó en cara la falta de amor propio porque “no os creéis lo suficiente”. E incluso nos llamó a estar menos pendientes de las pantallas y más atentos a los usuarios, un llamamiento para nada inoportuno.

Después de que los miembros del Comité Científico sintetizaran su opinión personal sobre lo visto en FESABID’15, Eva Méndez concretó las conclusiones en un decálogo:

  1. Ama a tus usuarios sobre todas las cosas.
  2. No tomarás la función educadora de la biblioteca en vano.
  3. Santificarás la interdisciplinaridad.
  4. Honrarás tus datos y tus metadatos…
  5. …reutilizándolos.
  6. No realizarás repositorios tú solo.
  7. No obviarás el valor de los metadatos.
  8. Construirás tus datos y convertirás tu biblioteca en “software”, en plataforma
  9. Consentirás pensamientos y deseos de reutilización.
  10. No te pensarás dos veces en volver a #FESABID17.

Y, como siempre, estos diez mandamientos se encierran en dos máximas:

  • Somos el pez gordo, tenemos el futuro en nuestras manos.
  • Si quieres ir rápido, camina solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado.

Fieles al último de los mandamientos citados, esperamos encontrarnos nuevamente dentro de dos años en la ciudad finalmente desvelada por Glòria Pérez-Salmerón: Pamplona.

Glòria Pérez-Salmerón anunciando FESABID17


Han participado en la redacción de esta entrada Belén Benito, Ana Carrillo, Inma Herrero, Rafael Ibáñez y Julián Marquina.

The following two tabs change content below.

Biblogtecarios

BibliogTecarios es un espacio web colaborativo que busca compartir noticias y opiniones sobre temas de interés para los profesionales del mundo de la Información y la Documentación. BiblogTecarios es un proyecto que participa de la filosofía del "crowdsourcing": el aprovechamiento de la inteligencia colectiva. De esta manera, en BiblogTecarios podréis encontrar contenidos sobre los diferentes campos de la Biblioteconomía y la Documentación, tratados desde los diferentes puntos de vista de los bloggeros que conforman el proyecto.

Latest posts by Biblogtecarios (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *