Si lo sé no vengo... a esta entrevista de trabajo - BiblogTecarios

Si lo sé no vengo… a esta entrevista de trabajo

El título del post refleja lo que seguramente hemos pensado todos en alguna de las entrevistas de trabajo a las que hemos acudido. Eso y “Tierra trágame”, “Quien me mandaría a mi venir” y un largo etcétera de expresiones.

Las anécdotas podrían ser infinitas, pero he recogido solo algunas de las que me han sucedido y que, por un motivo o por otro, se me han quedado especialmente grabadas.

Como veréis, ninguna es especialmente desagradable, al contrario, hasta tienen su gracia, por eso me permito tomármelo con relativo humor, que no es poco con lo que está cayendo.

Seguro que muchas no os resultan del todo ajenas, que incluso os sentiréis identificados con alguna de ellas, así que allá vamos:

  • ¿Entonces usted estudió bibliotecomanía, biblioteco…, algo relacionado con bibliotecas no? (Esta es la joya de la corona, ¿a qué sí?) Buscan un bibliotecario o un documentalista, y después de haber leído tu CV (supuestamente), llegas a la entrevista y ni siquiera saben que existe tu carrera ni por supuesto cómo se llama o para qué sirve. Podría parecer gracioso pero no lo es, ¿alguien duda de los estudios de un médico o de un arquitecto?
  • El entrevistador no se presenta. ¿No os lo creéis? En una ocasión, me citaron para una entrevista y cuando llegué, pregunté por la persona de contacto y, ¡sorpresa!, no estaba, había salido y en un rato volvería. Pasados 30 minutos o más, pregunté qué sucedía y me dijeron que tardaría un poco más. Al final, cuando había pasado más de una hora me fui. Al cabo de varios días me llamó para decirme que se le había olvidado la entrevista, pero disculparse, lo que se dice disculparse, no.
  • Te llaman por teléfono, te indican que necesitan a alguien con la titulación X finalizada, y a pesar de que insistes en que te faltan un par de asignaturas, te citan finalmente para una entrevista presencial. Haces la entrevista, te dicen que eres perfecto para el puesto y que te llamarán. Pero, de repente, cuando te llaman te dicen que no puedes optar al trabajo porque no tienes finalizada la titulación requerida. Y entonces piensas: ¿acaso no me he explicado bien?, ¿no insistí reiteradamente en que no había finalizado los estudios?
  • Sobre los horarios: La hora de salida son las 19.00 horas, pero en realidad, salimos normalmente a las 22.00 horas y no se pagan horas extras. Vamos, que te aumentan la jornada 3 horitas como si nada, pero eso sí, ante todo sinceridad.
  • Llegas a una entrevista pensando que van a preguntarte, lógicamente, por lo que refleja tu CV y que algunas preguntas irán enfocadas a conocer más tu personalidad, tus actitudes y aptitudes, etc. Te proporcionan en primer lugar un test psicotécnico, obligatorio para participar en el proceso selectivo. Piensas entonces que la entrevista versará sobre tu bagaje profesional y formativo, y sin embargo todas las preguntas giran en torno a cuestiones de índole personal, unas más delicadas que otras: ¿estás casada?, ¿en qué trabaja tu marido?, etc.

Esto es solo una pequeña muestra de “joyas”, aunque no son las únicas. ¿Os resultan familiares?

Y para finalizar este post de debut con una pequeña sonrisa en la cara, quiero compartir con vosotros una escena de la película Take the money and run, de Woody Allen, para que os planteéis que haríais vosotros en una situación similar:

The following two tabs change content below.

Beatriz Ovejero

Trabajo como Bibliotecaria y Community Manager. Soy estudiante de Marketing y Publicidad. Los temas que más me interesan en estos momentos son el marketing, la gestión de contenidos, las redes sociales y la comunicación, sin olvidar todo lo relacionado con las bibliotecas y la gestión de información en general

Comments

  1. By Luis

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *