Impacto de la impresión 3D en bibliotecas - BiblogTecarios

Impacto de la impresión 3D en bibliotecas

Aunque pueda haber quien siga teniendo la visión de las bibliotecas como meras almacenadoras de libros y polvo (afortunadamente cada vez en mayor número y medida), la realidad diaria de estas muestra a quien quiera verlo que es una idea preconcebida y sobre todo errónea. Las bibliotecas son, y así deben ser vistas, contenedoras y difusoras de cultura, conocimiento, información, elemento imprescindible de toda sociedad avanzada, pueden estar comprometidas con la realidad social de los ciudadanos, y tantas y tantas otras cosas que no cabrían en un solo post. Pero además, las bibliotecas pueden ser pioneras, sí, habéis leído bien, PIONERAS en la asunción y aplicación de todos aquellos avances tecnológicos que se van produciendo y que de una u otra forma pueden ser beneficiosos para la sociedad en general.

Hace apenas unas semanas, podían leerse en la prensa noticias sobre las distintas aplicaciones que las impresoras en 3D podrían tener en la sociedad: construcción de armas (cada cual que saque sus conclusiones), aplicaciones médicas como en el caso de un bebé al que salvaron la vida gracias a una prótesis creada con una impresora 3D, creación de alimentos en 3D para astronautas de la NASA, etc.

Pero, ¿qué es una impresora 3D? Se trata de una máquina que permite realizar impresiones de diseños en 3D a partir de un diseño hecho por ordenador. El objeto en tres dimensiones se crea mediante la adición de sucesivas capas de material que se adhieren las unas a las otras. Por el momento y tal y como he comentado anteriormente, sus principales aplicaciones han tenido lugar en el campo de las prótesis médicas, la arquitectura, entre otros.

En el sector educativo, la impresión 3D puede ser una buena herramienta en ramas como la arquitectura, el diseño, la ingeniería o la medicina, ayudando a incentivar el desarrollo de la capacidad creativa y de invención de los estudiantes. No es una tecnología nueva aunque sí reciente y es en estos últimos años cuando el coste se ha ido reduciendo, aumentando así su accesibilidad y disponibilidad. Y es aquí donde las bibliotecas han demostrado, una vez más, ser capaces de estar al tanto de las tecnologías que pueden aportar beneficios en los servicios ofertados a los usuarios, incorporando distintos avances a su día a día.

La impresión en 3D puede ser muy útil en bibliotecas, especialmente académicas y científicas, permitiendo dar un paso más en la investigación y aprendizaje y promoviendo el conocimiento y el aprendizaje. Ya son muchas las bibliotecas que ofrecen un servicio de impresión en tres dimensiones a los usuarios, por lo que sería prácticamente inabarcable hablar de todas ellas aquí, pero conviene citar al menos algunas de ellas:

  • Dalhousie University, en Halifax. La biblioteca ofrece un servicio de impresión en 3D, permitiendo que los usuarios puedan obtener un objeto tridimensional a partir de programas como AutoCAD o Rhino3D directamente, o a partir de otros mediante un proceso de conversión.
  • North Carolina State University. La biblioteca proporciona, por un coste más o menos asequible, acceso a distintos modelos de impresoras 3D para la impresión de, entre otros objetos, prototipos creados por los estudiantes.
  • Stanford University. Las bibliotecas de esta universidad cuentan con un estudio de impresión en 3D accesible a los miembrosde la comunidad universitaria, estudiantes, personal y docentes, donde pueden diseñar y crear modelos de plástico en 3D.

Por último, me gustaría recomendaros una entrada en el blog de Nieves González sobre el “Movimiento Maker” en bibliotecas, y dentro del cual podéis encontrar proyectos e iniciativas relacionadas, entre otras cuestiones, con la impresión en 3D.

The following two tabs change content below.

Beatriz Ovejero

Trabajo como Bibliotecaria y Community Manager. Soy estudiante de Marketing y Publicidad. Los temas que más me interesan en estos momentos son el marketing, la gestión de contenidos, las redes sociales y la comunicación, sin olvidar todo lo relacionado con las bibliotecas y la gestión de información en general

Latest posts by Beatriz Ovejero (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *