[#EPItecarios] Plagio en bibliotecas universitarias - BiblogTecarios

[#EPItecarios] Plagio en bibliotecas universitarias

Hace apenas un par de semanas tuve que entregar un trabajo de investigación como parte del máster que cursaba, y tuve que realizar un doble envío: una destinada al archivo y otra a través de un programa de detección de plagios, Turnitin. No es que no hubiera tenido contacto previo con conceptos como plagio o ciberplagio, pero decidí que era el momento de buscar información más detallada y profesional al respecto, y fue cuando recordé que en el último número de EPI había aparecido un artículo sobre plagio y bibliotecas universitarias.

DOMÍNGUEZ-AROCA, María Isabel. Lucha contra el plagio desde las bibliotecas universitarias. El profesional de la información. September-October 2012, vol. 21, n. 5, pp. 498-503.
http://dx.doi.org/10.3145/epi.2012.sep.08

Pero antes de hablar sobre el plagio y su relación con el mundo académico, convendría dar una definición. Según la Real Academia Española (RAE) plagiar es “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”, mientras que el Diccionario de María Moliner define el plagio como “hecho de *copiar o *imitar fraudulentamente una obra ajena; particularmente, una obra literaria o artística”. El plagio es un ataque a los derechos de autor, puesto que la persona que lo comete, presenta una obra o un documento como propio sin autorización del autor original, esto es, lleva a cabo una suplantación sobre la titularidad de una obra.
¿Existen medios legales para la lucha contra el plagio? La respuesta es que sí, puesto que existe normativa y legislación específica, como son, entre otras:

  • Ley de Propiedad Intelectual, regulada por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril (modificada por la Ley 5/1998 de 12 de abril).
  • Ley Orgánica 2/1984 de 26 de marzo , reguladora del Derecho de Rectificación.
  • Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre, del Código Penal.
  • Normativa propia de cada Universidad.

Con el uso generalizado de Internet, los alumnos universitarios lo han incorporado como una fuente más, o en ocasiones como la fuente de información principal para la elaboración de sus trabajos, prácticas o investigaciones. Este hecho hace necesario hablar del ciberplagio, uno de los tipos de plagio más habitual dadas las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para copiar y pegar. En el artículo citado, se recogen distintas definiciones, como la aportada por Urbina-Ramírez en 2004, quien define ciberplagio como ““aquellos materiales presentados como fruto del trabajo personal que, en realidad, han sido copiados parcial o totalmente mediante procedimientos informáticos, sin mencionar su autoría original; la procedencia de los mismos es mayoritariamente la red internet, si bien puede tratarse también de copia de otras fuentes, como enciclopedias en cd-rom, o trabajos de compañeros”.
El ciberplagio, también denominado de forma coloquial como “corta-pega” o “copia-pega” puede referirse a algunas acciones relacionadas con la elaboración y presentación de trabajos académicos y que podrían catalogarse no sólo de incorrectas, sino de faltas de toda ética. Algunas de esas acciones, citadas por Comas-Forgas [et al.] (2011) son, entre otros:

  • Copiar de webs u otros recursos de la Red, documentos o fragmentos y entregarlos como trabajos propios
  • Copiar fuentes impresas
  • Copiar partes de trabajos anteriores y entregarlos como nuevos
  • Falsear bibliografía
  • Presentar como propios trabajos académicos de otras personas

¿Cuál es el papel de las bibliotecas universitarias respecto al plagio académico? Son muchas las que ofrecen información sobre el plagio en sus páginas web, incorporando normativa específica, información sobre el uso ético de la información, sobre propiedad intelectual, etc. La biblioteca universitaria puede concienciar a su comunidad de usuarios contra el plagio, ofreciendo información al respecto, fomentando la creatividad y poniendo a su disposición todas las fuentes de información necesarias para el buen desarrollo y presentación de trabajos académicos de calidad y novedosos, sin necesidad de recurrir a la copia fraudulenta.

Por último, os recomiendo consultar el tutorial sobre plagio y honestidad académica accesible a través del portal CI2 (Competencias informáticas e informacionales) y que es una adaptación traducida del ofrecido por la biblioteca de la Universidad de Sidney: El Plagio y la honestidad académica. Puede serviros de orientación y aclararos dudas respecto al plagio cuando tengáis que presentar algún trabajo académico.

The following two tabs change content below.

Beatriz Ovejero

Trabajo como Bibliotecaria y Community Manager. Soy estudiante de Marketing y Publicidad. Los temas que más me interesan en estos momentos son el marketing, la gestión de contenidos, las redes sociales y la comunicación, sin olvidar todo lo relacionado con las bibliotecas y la gestión de información en general

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *