[#EPItecarios] Información personal: la nueva moneda de la economía digital - BiblogTecarios

[#EPItecarios] Información personal: la nueva moneda de la economía digital

Información personalCon la democratización del acceso a Internet se ha producido un cierto espejismo entorno al “todo gratis”. Es cierto que tenemos a nuestro alcance un número ingente de recursos, información, etc., pero aunque hablemos de recursos gratuitos que en apariencia no suponen un coste económico más allá de la tarifa de conexión, no podemos olvidar que esto no es del todo cierto.

Existe una nueva moneda de transacción, y no, no me refiero al bitcoin, sino a la información personal de todos y cada uno de los internautas. Es obvio que esta tendencia no ha sido ajena a los profesionales, puesto que ha sido tratado en uno de los números más recientes de la revista EPI:

GÓMEZ BARROSO, José-Luis; FEIJÓO-GONZÁLEZ, Claudio. Información personal: la nueva moneda de la economía digital. El profesional de la información. Julio-Agosto 2013, vol. 22, n. 4, pp. 290-297. http://dx.doi.org/10.3145/epi.2013.jul.03

En cualquiera de los productos  y servicios que utilizamos en Internet, ya sean buscadores, redes sociales, etc., tenemos un apartado de privacidad y condiciones donde nos explican, entre otras cosas, qué datos son susceptibles de ser almacenados y con qué fines. Un servicio del que estamos acostumbrados a oír no sólo alabanzas es el omnipresente Google, criticado en muchas ocasiones por sus intromisiones en nuestra privacidad: análisis de nuestros emails para posteriormente mostrarnos publicidad personalizada, control de nuestras búsquedas, etc.

Nos hemos acostumbrado a proporcionar nuestros datos personales con un exceso de confianza para obtener un servicio o simplemente para obtener una cierta comodidad, por ejemplo para recibir muestras de un producto gratis, para tener cuentas de email gratuitas, etc., pero estamos pagando un precio seguramente más alto que el dinero, nuestros datos personales y por tanto nuestra privacidad y quién sabe si en un momento dado nuestra seguridad.

Muchos de esos productos y servicios aparentemente gratuitos son financiados por medio de la venta y cesión de datos personales, es decir, tal y como Gómez Barroso y  Feijóo-González explican en su artículo, nos encontramos ante un modelo de negocio basado exclusivamente en la explotación de datos personales.

Quizás uno de los ejemplos más claros son las redes sociales, donde compartimos estados, fotografías, nuestra localización, etc. Facebook es una de las redes que más críticas ha recibido por sus políticas de privacidad y sus constantes cambios, tal y como puede verse en la siguiente infografía:

Privacidad en Facebook

Actualmente la Unión Europea analiza la regulación de la protección de datos intentando así establecer los límites y el contexto en que debe desarrollarse esta nueva economía de la información personal. Y mientras tanto, nosotros debemos ser más conscientes de esta problemática y analizar más cuidadosamente qué información compartimos y si nos compensa compartirla por obtener un valor añadido en algunos servicios.

The following two tabs change content below.

Beatriz Ovejero

Trabajo como Bibliotecaria y Community Manager. Soy estudiante de Marketing y Publicidad. Los temas que más me interesan en estos momentos son el marketing, la gestión de contenidos, las redes sociales y la comunicación, sin olvidar todo lo relacionado con las bibliotecas y la gestión de información en general

Comments

  1. By Joaquín

    Responder

    • By Beatriz Ovejero

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *