Contra todo pronóstico las Humanidades no han muerto. Y no será porque no se anunció veces su inminente defunción por innecesidad, inservibilidad e irrentabilidad.  Simplemente se están reinventando, se están definiendo. Las Humanidades Digitales (HD), aún en proceso de gestación, surgen para ocupar su propio espacio dentro de una nueva sociedad nacida de la revolución