Beatriz Ovejero, Autor en BiblogTecarios - Página 7 de 7

Author Archive

Los otros Museos

Teniendo en cuenta que muchos de vosotros os encontraréis de vacaciones, he pensado que podía ser interesante hacer una pequeña recopilación de Museos, y alguna que otra biblioteca, que no aparecen en las guías o circuitos corrientes, y que por una u otra cuestión, tienen una naturaleza un poco diferente. Aquí, las obras de arte

Conectados

Conectados es un libro que ofrece una completa visión sobre las redes sociales y el papel que estás tienen en nuestras vidas. Los autores ofrecen, a través de los nueve capítulos que componen el libro, una amplia información sobre redes sociales desde distintos puntos de vista y en diversos campos de conocimiento como las matemáticas,

Grandes oficios bibliotecarios

Si bien mis anteriores post han versado sobre temas relacionados con la profesión y muy de actualidad, como son las entrevistas de trabajo y la formación de los profesionales, en esta ocasión me apetecía echar la vista atrás y contribuir con un pequeño homenaje a esas personas a las que podríamos considerar nuestros “antepasados profesionales”.

Es mi tipo

“Es mi tipo”. Cuántas veces habremos pensado esto, sin tan siquiera darnos cuenta. La tipografía es un mundo apasionante, envolvente y yo diría que casi adictivo. Es algo que está ahí, acompañándonos en nuestro día a día sin que apenas seamos conscientes de ello. Está en todas partes: perfumes, anuncios de coches,carátulas de discos, libros,

¿Especialización o diversificación?

Siempre me he preguntado qué vía es la más correcta para un profesional: la diversificación o la especialización. Pero, ¿acaso una de las dos es más correcta que la otra?, ¿lo son por sí mismas o en base a circunstancias colaterales? Podría parecer que para los profesionales de la información, esta disquisición es de Perogrullo, 

Si lo sé no vengo… a esta entrevista de trabajo

El título del post refleja lo que seguramente hemos pensado todos en alguna de las entrevistas de trabajo a las que hemos acudido. Eso y “Tierra trágame”, “Quien me mandaría a mi venir” y un largo etcétera de expresiones. Las anécdotas podrían ser infinitas, pero he recogido solo algunas de las que me han sucedido