La hibridación de los paradigmas convencionales

La hibridación de los paradigmas convencionales

La implementación de las nuevas tecnologías, la evolución de internet y la aparición de las redes sociales en nuestras vidas; Así como la normalización de los dispositivos móviles, Smartphones y Tablets, han creado un nuevo paradigma social que difumina las fronteras de los antiguos espacios además de modificar esquemas mentales pasados.

Uno de los cambios que se han producido en estos tiempos ha sido el paso del papel a la pantalla en el consumo de contenidos culturales e informativos como los libros y los diarios. Muchos negocios han visto venir el fenómeno tarde y se han quedado por el camino no sabiéndose adaptar a la nueva coyuntura económica. La tercera revolución industrial de la que habla Jeremy Rifkin ha supuesto un fenómeno brutal de reconversión tecnológica que se ha llevado por delante multitud de empresas por su negación de la evidencia. La realidad es que han cambiado los procesos de consumo de los usuarios sin tener por qué haber cambiado la necesidad que es consustancial al ser humano de consumir contenidos culturales y de ocio, de consumir historias.

El catastrofismo sobre el fin de la cultura y el periodismo, por ejemplo, solo es un intento por querer mantener modelos de negocios insostenibles por el miedo al cambio tecnológico y la incertidumbre que eso supone para negocios que estaban consolidados.

Uno de los cambios sobre los que muchos han alertado es la creación de un tipo determinado de consumidores de contenidos digitales. Se cree que la estructura de la red favorece la creación de usuarios superficiales, infoxicados y con posibilidad de diversificar sus conocimientos e intercambiar información, estas características favorecen la creación de ciudadanos con incapacidad para concentrarse y con escasos conocimientos especializados en parte por la ingente cantidad de información existente y por la imposibilidad de centrarse debido a los estímulos existentes en la red. Por el contrario, el usuario papel se caracteriza por tener una gran capacidad de concentración, y un alto nivel de especialización al poder profundizar más en los temas en los que se interesa.

La realidad es que no existen esos dos niveles de usuarios, la inmensa mayoría de estos alternan ambos ecosistemas según conveniencia e interés particular, por lo tanto existe una hibridación total entre los dos niveles conformando lo que Jaime García Cantero llama Cyborgs.

CyborgLa red permite adaptar las características de ambos tipos de usuarios para conformar un tipo de estos que aprenda a manejar lo mejor de cada ámbito. Un usuario Cyborg mediante un proceso de aprendizaje tiene la capacidad de adaptarse para subsistir en los bajíos y acudir a las profundidades cuando sus necesidades lo requieran. Además tiene la posibilidad de acceder a cualquier información en cualquier momento y filtrar la que considera adecuada estableciendo unos procesos de selección efectivos para poder conseguir los datos más precisos para sus intereses. Por otro lado, la combinación de la especialización del usuario papel con la diversidad e intercambio de ideas e información del usuario red permitirá al usuario Cyborg evolucionar y progresar intelectualmente ya que podrá encontrar ámbitos de especialización de manera sencilla con los que intercambiar ideas y progresar en un marco de inteligencia colectiva.

La conformación del usuario Cyborg es solo uno de los procesos de hibridación que se pueden encontrar en el ámbito de la tercera revolución industrial.

Según Jaime Garcia Cantero en su estudio ‘Cyborg-Espacio: la triple hibridación y las nuevas potencialidades del espacio público’:

La era Post-PC caracterizada por por el acceso ubicuo a internet y la proliferación de dispositivos móviles con capacidades para reproducir, generar y etiquetar contenido multimedia (Mobile and personal media) acaban con la idea de lo virtual o el ciberespacio como algo desconectado del espacio físico apareciendo en su lugar una hibridación entre lo virtual y lo físico que podrían redefinir el espacio público. Este nuevo espacio, que denominaremos ciborg-espacio, está caracterizado por una triple hibridación entre lo virtual y lo físico, lo real y lo imaginario y lo público y lo privado.

Esta hibridación de espacios abarca todos los ámbitos del nuevo ágora social. Las redes sociales ,quizás, son el paradigma que mejor lo representa. Han fusionado el espacio físico y virtual hasta hacerlo indisoluble.

Sirva como ejemplo cómo durante las movilizaciones del 15M iniciadas en las redes sociales se pasó del espacio online al físico adaptando el espacio público para conformar en él una fisicidad en forma de red, una acampada con nodos unidos y conformados mediante la inteligencia independiente y autónoma de sus individuos conglomerando una eventualidad colectiva totalmente operativa.

 

Las redes sociales han otorgado prácticas de autonomía a la ciudadanía que les han permitido fusionar los espacios públicos y privados, y el online y el offline, han funcionado como conductor de las motivaciones ciudadanas para crear un espacio híbrido que les permite organizarse, desarrollarse y crecer emocionalmente e intelectualmente prescindiendo de los actores sociales pasados que conformaban la opinión pública. Por fín la opinión pública discursiva se ha separado de la opinión publicada.

Estos estadíos de emancipación han permitido prescindir del elemento de prescriptibilidad de los medios, de la televisión y de los políticos. Los procesos pretéritos de recomendación y de control de la opinión pública han sido erradicados por los encuentros con iguales a través de las redes sociales. Estas herramientas de liberación personal han puesto en duda todo lo establecido situando los contenidos como único elemento que marca las pautas a seguir a través de la calidad y las motivaciones individuales y colectivas.

Esta hibridación de los paradigmas convencionales ha provocado que no importe el marco en el que se encuentra un contenido, no importa que sea papel, digital, desarrolado por un medio de prestigio o por un particular en su blog, porque está siendo sometido a la fiscalización del colectivo, a un intenso filtro de miles de mentes que hacen aflorar los contenidos válidos para la comunidad, creando una verdadera inteligencia colectiva que define lo que es digno de pasar de los bajíos al conocimiento y análisis de los individuos que conforman esa colectividad.

En definitiva, la nueva era tecnológica es una democratización extrema del mundo de los contenidos sin importar los formatos en el que se encuentren. Tan solo importa la capacidad de estos para aflorar en la superficie de la red, un momento en el que no importan los esquemas mentales pretéritos, un espacio hibrido en el que el individuo orgánico y los items tecnológicos están tan unidos que conforman un ente cibernético con acceso continuo al mundo de la información en el que una inmensa colectividad conforma una mente superior que es la red.

Una redefinición de la magnífica y preciosa Hipótesis Gaia de James Lovelock que defendía que todos los seres vivos eran una parte de un todo vivo que era la tierra.

Cada uno de nosotros no somos más que una parte de esa inmensa inteligencia colectiva híbrida que es la red.

The following two tabs change content below.

Antonio Maestre

El Documentalista es una pieza imprescindible en los medios de comunicación audiovisuales, no siempre valorado, pero siempre requerido cuando las necesidades de la producción apremian. En este Blog trataremos de pulsar los problemas, situaciones y metodología del trabajo de un documentalista audiovisual, así como cualquier noticia sobre nuestro sector que llame la atención de este humilde blogero.

Latest posts by Antonio Maestre (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *