Fotografías, bibliotecas y documentos Celebrado el IV Encuentro en CLM

Fotografías, bibliotecas y documentos. Celebrado el IV Encuentro de Documentación e Hª de la Fotografía

Recientemente se ha celebrado en Guadalajara el IV Encuentro de Documentación e Historia de la Fotografía, un evento bienal que, tras las anteriores ediciones celebradas en Ciudad Real, Toledo y Cuenca, ha superado una nueva edición, organizado por la Universidad de Castilla-La Mancha a través de su Centro de Estudios Regionales (impecablemente dirigido por Isidro Sánchez y Esther Almarcha) y la asociación profesional ANABAD de Castilla-La Mancha, con la colaboración del Ministerio de Cultura, la Coordinadora de Asociaciones de Archiveros y Gestores de Documentos, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Guadalajara.

 2010-10-21. Inaug. IV J. Fot. de CLM (GU)

El Encuentro de Fotografía no es una simple actividad académica, sino un encuentro que encarna interdisciplinarmente todos los oficios hacia los que se dirige el espacio web “Biblogtecarios”: los archiveros, los bibliotecarios, los documentalistas, incluso los museólogos. Porque todos nosotros manejamos fotografías en el curso de nuestra actividad profesional. Y de diversas maneras: ya como documento catalogable y clasificable, ya como objeto artístico musealizable o incluso como fuente de investigación. Y casi siempre, todo a la vez. Porque el patrimonio histórico artístico, cultural y documental que –como profesionales de la Información y la Documentación, estamos obligados a preservar –primero- y a difundir –después- está integrado, también, por fotografías.

¿Por qué en Guadalajara? Por su pasado, y por su presente. Los arriacenses de finales del siglo antepasado y de comienzos del pasado vieron establecerse en su ciudad a pioneros de la fotografía que hoy encontramos en los libros de FotoHistoria, merced a la labor de investigadores como Publio López Mondéjar (al que tuvimos el placer de escuchar en el encuentro y que ha comisariado la exposición “El Madrid de Santos Yubero : crónica fotográfica de medio siglo de vida española, 1925-1975”, inaugurada simultáneamente al Encuentro y que puede verse en la Sala Alcalá 31, de Madrid) y por otros que han seguido sus pasos. Uno de aquellos pioneros fue Tomás Camarillo Hierro (1879-1954), que recorrió la provincia durante décadas recorriendo paisajes rurales y urbanos, escenas populares y monumentos, y convirtiéndose en el gran compilador y difusor del patrimonio etnográfico de la provincia, preservando para la posteridad escenas y lugares hoy lamentablemente desaparecidas. Otro pionero fue el polifacético José Ortiz Echagüe (1886-1980), militar, aviador, ingeniero (fundador de SEAT y de CASA, ahora EADS), que además era fotógrafo en sus ratos libres. Como tal, llegó a ser considerado en 1935 uno de los tres mejores fotógrafos del mundo, según la revista American Photography, destacando como el mejor representante español del estilo pictorialista ¿tal vez por influencia de su hermano, el pintor Antonio Ortiz Echagüe). Según los expertos trabajó cuatro grandes temas (tipos y trajes, pueblos y paisajes, España mística y castillos y alcázares), y falleció casi centenario dejándonos un gran legado, casi íntegro en la Universidad de Navarra y en el Museo Nacional del Traje.

Otros nombres a destacar fueron los de Charles Clifford, que llegó a ser fotógrafo oficial de Isabel II, Francisco Goñi, que lo fue de su nieto, Alfonso XIII, Francisco Layna Serrano, que fue cronista de la provincia…Tantos y tantos nombres que se ocuparon de crear y preservar para el futuro millares de imágenes, con diferentes técnicas y en distintos soportes, pero unidas por un denominador común: todas ellas fueron documentos fotográficos, entendiendo como documento el resultado de la actividad cultural del Hombre.

Y en lo que se refiere al presente, no debemos olvidar que Guadalajara es la sede de una asociación que ha cumplido varias décadas de existencia preservando los paisajes, los monumentos y las gentes de estas tierras, la Agrupación Fotográfica de Guadalajara, y por otro lado de un instituto de investigación, puesto bajo la tutela de la Diputación Provincial y con el apoyo de la Universidad de Alcalá de Henares, el CE.F.I.H.GU. (o Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara), que –dirigido por ese gran profesional llamado Plácido Ballesteros San José– se ocupa de asegurar la conservación y la difusión del patrimonio fotográfico y cinematográfico de la provincia de Guadalajara con correctos criterios documentales, en unas magníficas instalaciones y con equipamientos adecuados para la conservación, la restauración, la catalogación y la posterior difusión.

Todos estos motivos movieron a la organización a elegir Guadalajara como sede del Encuentro y de sus actividades complementarias: dos exposiciones temporales en el Centro Cultural “San José” (“Fotografías de Guadalajara en las antiguas guías turísticas” y “Los concursos sociales de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara”), complementadas con la presentación de un interesante libro coordinado por los profesores Ángel Luis López Villaverde e Irma F. Álvarez Delgado, coeditado por los servicios de publicaciones de ANABAD-CLM y la UCLM, titulado “Fotografía e Historia”, editado con el nº 5 en la Colección Almud Fotografía, y cuya presentación y conclusiones tuve el placer de redactar.

Se trató sobre la fotografía como Arte, sobre la fotografía como herramienta indispensable de la Prensa, sobre la relación entre la escultura y el Arte Fotográfico en el Siglo XIX, sobre la gestión de archivos digitales de fotografía histórica, sobre los ojos tangibles o por qué son necesarios los libros de fotografía, sobre el Arte Fotográfico de Ortiz Echagüe, sobre el fondo fotográfico-documental del Marqués de Sta. María del Villar, sobre la colección del CEFHIGU, sobre medio siglo de fotografía artística de la AFG…, se presentaron interesantes comunicaciones y se visitó un estudio del siglo XIX y se proyectaron intersantes audiovisuales, como el que ha dirigido D. Publio López Mondéjar sobre el fondo Santos Yubero.

En el debate surgió, como no podía ser menos, la pregunta sobre si la Fotografía está viva o muerta, pregunta que deseo trasladar a la comunidad de BiblogTecarios por si alguien tiene algo nuevo que aportar. En primer lugar hubo que aclarar conceptos. Con el término fotografía podemos referirnos a tres realidades distintas: Al Arte Fotográfico, al soporte fotográfico o documento en sí, y a la Técnica de la Fotografía. En lo que se refiere al documento y a la técnica, la conclusión definitiva fue que simplemente se ha transformado. Es cierto que el revelado químico está en trance de pasar a la Historia de la Ciencia y la Tecnología, como en su día pasaron las placas de vidrio, los daguerrotipos, las cámaras de fuelle y los estereoscopios. Y por ello, el documento fotográfico se ha transformado también, dado que hoy, casi la totalidad de las fotografías en papel son impresiones de fotografías digitales, no proceden del revelado químico tradicional. El Arte en sí permanece; es más, se ha revitalizado, dado que, desde hace una década, se han perfeccionado, abaratado y popularizado enormemente las cámaras digitales.

Podemos decir, para concluir, que en fotografía pasa lo mismo que en el caso del libro. Ha cambiado la manera de crear un documento fotográfico, igual que, en el último cuarto del siglo XX, cambiaron las técnicas de impresión y edición. Es más, con la aparición del libro digital tenemos un nuevo formato documental. Pero el concepto de libro sigue existiendo, y se va a poder seguir leyendo, y los bibliotecarios les asignaremos metadatos y podremos facilitar la recuperación de esa información y crear colecciones ordenadas en servidores informáticos, igual que hacemos en las estanterías con los libros físicos.

Con la fotografía haremos lo mismo. Pero sin duda, el documento fotográfico seguirá existiendo (cambiado, sí, pero perdurará). Nuestra función como profesionales de la Documentación estriba en tenerlo claro, y hacer que las administraciones públicas lo tengan claro también para que las colecciones de fotografía digital, o de fotografía química digitalizada, sean gestionadas por nosotros, con criterios documentales. No debemos perder esta oportunidad.

The following two tabs change content below.
Cuaderno de bitácora sobre Gestión Cultural y del Patrimonio, Museología, Bibliotecas Universitarias-CRAIs en el EEES, Asociaciones y Asociacionismo Profesional, y Gestión y Desarrollo de la Colección. Estudios: • Licenciado en Gª e Historia por la UCM, Especialista en Historia del Arte. • Postgrado de Especialista en Archivística por la UCLM. • Diploma de Estudios Avanzados de Doctorado en Humanidades. • Suficiencia investigadora por el Dpto. de Hª del Arte de la UCLM. Bibliotecario desde 1993, primero en la Biblioteca Pública del Estado en Toledo y luego en la UCLM. Actualmente, responsable de la biblioteca del campus científico-tecnológico de Toledo. Ha sido Secretario Regional y Presidente de ANABAD-CLM, y miembro de los consejos federales de ANABAD, FEAGC y FESABID, así como profesor colaborador de la Facultad de Humanidades de Toledo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *