Predicciones bibliotecarias para 2013 - Ana Carrillo. BiblogTecarios

Predicciones bibliotecarias para 2013

Vivimos una época de incertidumbre: así describe Zygmunt Bauman a la sociedad contemporánea, como un “tiempo líquido”, una transformación hacia estructuras y marcos de referencia no perdurables. En este mundo confuso, asistimos atónitos a disparatadas profecías sobre un inminente apocalipsis, al tiempo que vemos publicadas innumerables predicciones tecnológicas para el año que viene.

No es extraño que nuestra profesión se encuentre en un proceso de revisión de su propósito, no somos los únicos, ni que nuestras bibliotecas, instituciones milenarias, estén atravesando una profunda crisis de identidad.

Hacer una predicción de lo que serán nuestras instituciones culturales en un futuro puede resultar tan incierto como la época en que vivimos. Pero precisamente, es en este contexto en el que deben adaptarse a los cambios; de lo contrario, estarían condenadas a desaparecer. Y nuestra historia nos demuestra que han sido instituciones flexibles y siempre dispuestas a ir tras las oportunidades según la disponibilidad del momento.

Biblioteca del futuroFuturo de las bibliotecas:

¿Podríamos predecir hacia donde van nuestras bibliotecas, asfixiadas económicamente por los presupuestos? Muchos expertos nos vienen aportando sus visiones estratégicas, así que lo que vengo a hacer aquí no es más que recoger algunas ideas y dibujar una serie de tendencias que, previsiblemente, recorrerán las bibliotecas en los próximos años:

Virtualización:

no sólo se está hablando de la desmaterialización de la biblioteca sino de la incorporación de cada vez más contenidos virtuales, lo que redefinirá su modelo y sus servicios. Desde Estados Unidos se observa que está teniendo lugar la definición del nuevo ecosistema bibliotecario digital y cómo se están dando nuevos modelos de préstamo de contenidos digitales. También la tecnología de cloud computing ha generado mucho interés en las aplicaciones bibliotecarias; se estima que en cinco años las colecciones, sistemas y servicios de las bibliotecas se llevarán a la “nube”: sistemas de gestión bibliotecaria en la nube, cloud OPAC, sistemas de gestión de recursos electrónicos en la nube, etc., sustituirán a los sistemas bibliotecarios locales e independientes.

El valor de la comunidad:

Roger E. Levien recomienda tomar un enfoque diferente al actual (en el que la biblioteca está más pensada para prestar servicios a usuarios individuales), hacia bibliotecas enfocadas a la comunidad. Las relaciones con nuestra comunidad también son planteadas por R. David Lankes, quien cree que el futuro de las bibliotecas no está en sus colecciones o edificios sino en las relaciones que se construyan con quienes son destinatarios de nuestros servicios. Las bibliotecas son núcleos de conocimiento que recolectan la sabiduría de la comunidad y la comparten con el mundo. Esto puede tener implicaciones reales en cómo se organizarán las bibliotecas y en cómo usarán la tecnología. El uso de las tecnologías semánticas y el poder de la apertura de datos crean un escenario en el que una arquitectura web globalmente interconectada puede proporcionar un acceso flexible y abierto a los datos y servicios de instituciones culturales. Este rico entorno de desarrollo está permitiendo a las bibliotecas colaborar e innovar como nunca lo habían hecho. Y es que las bibliotecas son un entorno perfecto para la innovación: muchas se están lanzando a iniciativas de innovación y creatividad, con acciones como la colaboración con PYMES locales del sector digital, por ejemplo. Algunas tecnologías como realidad aumentada o gamificación están teniendo un impacto real en los servicios bibliotecarios, cambiando el modo en que los usuarios interactúan con los recursos y los servicios de las bibliotecas.

Creación de conocimiento:

esta dimensión tiene que ver con la sociedad del conocimiento en que nos encontramos y de la que nos habla Daniel Innerarity. El cambio que ha supuesto el paso de la Sociedad de la Información de los años 80 o 90 del S. XX, cuyo principal problema era el acceso, acumulación y disponibilidad de la información, a la Sociedad del Conocimiento cuyo principal problema es ordenarla y organizarla con sentido. El aumento exponencial de la información, donde, según IBM, sólo en los dos últimos años se ha generado el 90% de toda la información que existe en la actualidad, y el 89% de estos datos no están estructurados, plantea el reto del análisis y aprovechamiento de grandes bases de datos a las tecnologías del big data y big analytics. Nuestra profesión con función de mediación (como la de periodista, profesor y otras) se tiene que redefinir, debido a la horizontalidad de la sociedad (el saber experto se ha pluralizado). La mayor capacidad de la biblioteca será la de crear materiales que transmitan información y conocimiento, así como en hacer que los usuarios desarrollen sus propios materiales (autores, creadores, editores, artistas…).

La importancia de lo local:

Levien nos habla de bibliotecas archivo que almacenan colecciones únicas y que pueden convertirse en el único archivo para los materiales locales, actuando como sitio de referencia.  Algunas experiencias interesantes dan cuenta de cómo es posible crear colecciones locales virtuales utilizando herramientas sociales como Pinterest.

Hacia la personalización:

uno de los retos que se presentan a las bibliotecas tiene que ver con la calidad y personalización de los servicios, en especial a través de los dispositivos móviles. Durante el próximo año se producirá una explosión de momentos móviles: productos, servicios y experiencias. Esto, unido al concepto de personal cloud o nube personal, nos podría aproximar a la dimensión de una biblioteca personalizada para el usuario y accesible desde cualquier sitio, en cualquier momento y a través de cualquier dispositivo; la tecnología proactiva haría de la biblioteca lo más parecido a un asistente personal (mi nube bibliotecaria). Movimientos como la narrativa transmedia o la utilización del vídeo para la investigación, el marketing o la enseñanza también pueden tener un impacto en el modo en que pueden explotar sus servicios las bibliotecas.

 

El debate está abierto, ¿cuáles son tus predicciones? Compártelas con el hashtag #pb13

Ana Carrillo en Google+

 

The following two tabs change content below.

Ana Carrillo

Soy una convencida de la capacidad de las organizaciones para crear inteligencia colectiva cuando se potencian mecanismos para la innovación, la colaboración y la búsqueda de talento. En este blog hablo de aquellos temas en los que trabajo y de otros relacionados en los que estoy interesada: intranets, gestión del conocimiento, de la información y de la comunicación interna, inteligencia colectiva, social media interno, bibliotecas y otros.

Latest posts by Ana Carrillo (see all)

Comments

  1. Responder

    • By Ana Carrillo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *