El origen tétrico de los cuentos de hadas - BiblogTecarios

El origen tétrico de los cuentos de hadas

Este post viene porque una de las tantas series que veo es Once upon a time, que trata sobre los personajes de los cuentos infantiles que conocemos pero con otra versión. Y entonces me vino a la mente que el origen de los cuentos de hadas que conocemos en la actualidad tienen un origen más macabro que dulce. Como se acerca el famoso Halloween, fiesta yankee de las que más, y ya que a mi me encantan los relatos oscuros y de terror, me decanté a buscar los cuentos originales para el post. Espero no desalentar a nadie por conocer el origen de los cuentos infantiles.

Se tienen noticias del origen de los cuentos desde hace más de cuatro mil años y han ido llegando a través de las tradiciones orales de cada región. Eran historias orales que han llegado hasta nosotros de la mano de los recopiladores que las reunieron en los libros, como el Panchatantra hindú (s. VI d.C) o Las mil y una noches, libro árabe que reúne relatos como Aladino, Alí Babá o Simbad. En España, Don Juan Manuel lo hizo en El Conde Lucanor; en Italia, Boccaccio en El Decamerón; en Inglaterra, Chaucer en Los cuentos de Canterbury. Todos ellos, en el siglo XIV. Más tarde, otros autores como los hermanos Grimm que recopilaron relatos de la tradición alemana, Charles Perrault en Francia, y muchos otros autores, fueron adaptando esos cuentos a la época en la que vivían hasta llegar a la actualidad, casi todos, versionados por Disney.

Muchos de los cuentos originales que han llegado a nuestro días no eran para niños, la mayoría eran para adultos con un alto contenido sexual y monstruosidades, que podrían llegar a hacer los padres por sobrevivir, se entiende por la escasez de alimentos y la extrema dureza de vida de aquellos tiempos.

En ese periodo, cuando a los niños se les contaban estos cuentos tan macabros, lo hacían de una forma contundente, para que aprendieran a sobrevivir, eran otras costumbres, otra forma de vivir, muy diferente a la actual. De una manera u otra, tenían el propósito de atemorizar a los niños, con más o menos una acertada intención de educarlos.

Esos cuentos que han sido todos adaptados o mutilados tanto en contenido como en forma, tuvieron un origen y aquí os dejo con algunas de las historias originales encontradas:
Advertencia antes de seguir leyendo: estos cuentos no son aptos para gente sensible.

– Caperucita roja

Es un cuento de hadas de transmisión oral, difundido por gran parte de Europa, que luego se ha plasmado en diferentes escritos.

caperucita rojaEste cuento surge en los campos franceses en el siglo XIV. En dichas versiones, el lobo conserva la sangre y la carne de la abuela y obliga a la caperucita a que los coma. Además el animal obliga a la Caperucita a que se meta con el a la cama, pero la niña logra evadir la propuesta diciéndole al lobo que tiene que salir a hacer sus necesidades, el lobo se lo permite pero le amarra uno de los pies con un grillete para que no huya, es su desesperación, Caperucita se quiebra el tobillo y logra huir para encontrarse con el cazador y el cuento termina con el lobo muerto y la abuela destrozada y regada por la casa.

En la versión original de Charles Perrault no es tan agradable. El lobo le da indicaciones falsas a Caperucita roja, que se pierde y acaba siendo devorada. La abuela y el leñador se añadirían en versiones posteriores.

Pero también hay una versión en la cual al decir la famosa frase:

—Abuela, ¡qué dientes tan grandes tiene!
Este le dice: “Para comerte mejor”, se abalanza sobre ella y la devora.

– Blancanieves y los 7 enanitos

blancanievesEn el siglo XVI, en el libro de Giambattista Basile llamado Pentamerone o Lo cunto de li cunti overo lo trattenemiento de peccerille, aparece la historia de Lisa, una niña que con siete años se clava un peine mágico y queda inconsciente. Toda su familia la da por muerta y la ponen en un ataúd de cristal. Con el paso de los años, todos ven como la joven inconsciente crece hasta ser una bellísima adolescente. Una prima lejana, celosa de la belleza de Lisa, decide acabar con ella. Rompe el ataúd y agarra a Lisa del pelo, pero sin querer le arranca el peine, y la joven retorna a la vida.

En el cuento de los hermanos Grimm tiene algunas diferencias significativas. La reina malvada le pide al cazador que le traiga las entrañas de Blancanieves para demostrar que la ha matado. El cazador se apiada y la engaña llevándole las de un cerdo. Al verlas, la reina las devora con avidez. Los enanitos colocan a Blancanieves, envenenada por la reina a través de una manzana, en un ataúd de cristal. Un buen día, un príncipe se topa con el cadáver y decide llevárselo consigo; el trotar del caballo hace que el trozo de manzana salga de la garganta de Blancanieves. Blancanieves le cuenta todo lo ocurrido al príncipe y como castigo este confecciona unos zapatos de hierro que son calentados al fuego hasta quedar al rojo vivo. Después se los calza a la reina y la obliga a bailar hasta caer muerta durante su boda.

– La Cenicienta

La cenicienta en la que más versiones se encuentra en todas las épocas. Los orígenes de la bella Cenicienta no fueron tan adorables en su versión original. cenicientaEn las versiones más antiguas de la historia, era más siniestra Cenicienta consigue asesinar a su primera madrastra para que su padre se case con el ama de llaves. Supongo que Cenicienta no contaba con que las seis hijas de la ama de llaves se mudaran a la casa o con la interminable lista de deberes que eso implicaba.

Una de las hermanastras malvadas de la protagonista se corta los dedos del pie, y la otra, el talón, para que les entre el pequeño zapato de cristal. El príncipe se entera gracias a que una paloma le hace notar que hay sangre, y así descubre que la verdadera dueña del calzado es Cenicienta. Al ver que su consagración es inevitable, las hermanastras se acercan a ella por conveniencia y deciden asistir al casamiento. Allí son atacadas por bandadas de pájaros que les arrancan los ojos. El cuento concluye con las hermanastras ciegas y mendigando en las calles.

– La Bella durmiente

La versión original de este cuento se llama Sol, luna y Talía, y fue escrito en 1634 por Giambattista Basile. El príncipe, que no logra, por más que grita, despertar a la princesa durmiente cuyo nombre es Talía, procede a abusar sexualmente de ella para luego regresar a casa con su esposa. La princesa da a luz gemelos, el niño Sol y la niña Luna, que se arrastraron hasta sus pechos para no morir de inanición. Un día, Sol chupó el dedo de su madre con tanta fuerza que extrajo el veneno y Talía despertó. Cuando el príncipe pasa de nuevo por el lugar y ve que Talía ha despertado y tiene dos hijos suyos se los lleva a todos a palacio. La esposa, que no tiene hijos propios, trata de matar a los niños diciéndole al cocinero del reino que los prepare para la cena. Pero el príncipe se da cuenta a tiempo del macabro plan y arroja la mujer al fuego. Por último se casa con Talía.

– Hansel y Gretel

La historia original muestra la dureza de la vida en la Edad Media. A causa del hambre y escasez constante de comida, el infanticidio era una práctica común en la Edad Media, y en esta historia los hermanos son dejados en el bosque para que mueran o desaparezcan porque no pueden ser alimentados.hansel y gretel

En la versión francesa comienza igual a Hansel y Gretel. Una pareja de hermanos se pierde en el bosque y a continuación estan atrapados en jaulas, siendo cebados para ser comidos. Pero en esta versión no es una bruja malvada la que captura a los niños, sino el mismísimo Diablo y su esposa. El Diablo fabrica un caballete aserrado para que el niño pequeño sangre hasta morir y se va a dar un paseo, diciéndole a la niña que ponga a su hermano en el caballete aserrado antes de que vuelva. Los pequeños se hacen los confundidos y le piden a la esposa del Diablo que les muestre como deberían poner al niño en el caballete aserrado. Cuando ella les enseña cómo, ellos la amarran y le cortan la garganta. Luego roban todo el dinero del Diablo y se escapan en su carruaje. El Diablo los persigue tras descubrir lo que los niños habían hecho, pero muere en el proceso.

– Pulgarcito

La versión recuperada por Charles Perrault es muy diferente. Los leñadores en total tienen siete hijos, deciden abandonarlos por no tener el dinero para mantenerlos. Pulgarcito escucha el plan, e idea una estrategia para volver. Viéndose nuevamente abandonados por sus padres en el bosque deciden pedir ayuda en la casa de unos ogros. La mujer Ogro decide comerse a los siete hermanos, los que justamente coinciden en número con las hijas del ogro.
Estas ultimas, duermen con coronas en la cabeza, por lo que Pulgarcito, enterado de que va ser cena de ogros, les quita las coronas y se las pone a sus hermanos. El ogro entra al dormitorio y degolla a sus siete hijas en vez de degollar a los abandonados. Pulgarcito y sus hermanos vuelven a casa con las riquezas del ogro.

 – Pinocho

En la versión original de Carlo Collodi Pinocho es ahorcado por sus innumerables faltas y sólo en versiones posteriores la historia obtendría su famoso final en el que la marioneta se convierte en un niño de verdad. Pepito Grillo le aconsejaba a Pinocho, lo aplastó con un martillo y siguió haciendo travesuras, otra de su maldades fue arranca de un mordisco una zarpa a un gato. Según el extracto no tuvo fuerzas para decir nada más. Cerró los ojos, abrió la boca, estiró las piernas y, dando una gran sacudida, se quedó tieso. Así, con la muerte de Pinocho ahorcado por el Zorro y el Gato en castigo por sus ambiciones, es como Carlo Collodi planeó finalizar su obra.

Pinocchio_1883En uno de los episodios, Pinocho está siendo perseguido por unos asesinos, cuando, de pronto, ve entre los árboles una casita blanca como la nieve. Después de una desesperada carrera de casi dos horas, llegó jadeante a la puerta de la casita y llamó. No contestó nadie. Volvió a llamar con violencia, pues oía acercarse el rumor de los pasos y la afanosa respiración de sus perseguidores. El mismo silencio. Advirtiendo que el llamar no servía de nada, empezó, en su desesperación, a dar patadas y cabezadas a la puerta. Entonces se asomó a la ventana una hermosa joven de cabellos azules y rostro blanco como una figura de cera, con los ojos cerrados y las manos cruzadas sobre el pecho, la cual, sin mover los labios, dijo con una vocecita que parecía llegar del otro mundo:

—En esta casa no hay nadie. Están todos muertos.

—¡Ábreme tú, por lo menos! —gritó Pinocho, llorando y suplicando.

—Yo también estoy muerta.

—¿Muerta? Y entonces, ¿qué haces en la ventana?

—Espero el ataúd que vendrá a llevarme.

– La Sirenita

La versión original es de Hans Christian Andersern, de 1837.  La sirenita, obsesionada con el príncipe, le pide a la bruja del mar que le ayude. Esta le advierte que quedará sin voz y le cortará la lengua, que si no logra conquistar al joven, no podrá volver jamás al mar, por lo menos como sirena. El príncipe, efectivamente, se enamora de la Sirenita convertida en humana, pero tras un corto idilio prefiere seguir los consejos de su familia, y se casa con una joven noble más acorde con sus expectativas. Como esta decisión acarreará la muerte de la Sirenita, sus hermanas le entregan un cuchillo mágico para que asesine al príncipe y al frotarse las piernas con su sangre volverá a recuperar la cola de pez. Pero la Sirenita no fue capaz de cometer el crimen y huyó hasta arrojarse al mar. Entonces su cuerpo se convierte en espuma.

– Ricitos de Oro

En la versión de Eleanor Muir en 1831, la intrusa, no era una precisamente una niña encantadora, si no mas bien una anciana fea y malhumorada. Este cuento revela que después de que la vieja es descubierta, los osos la arrojan al fuego y luego intentan ahogarla pero al no morir en ninguno de los dos intentos, deciden clavarla en la aguja de un campanario.

– Rapunzelrapunzel

La joven fue entregada a una bruja por sus propios padres a cambio de alimento. La bruja la mantuvo encerrada en una torre, totalmente aislada, hasta que un príncipe la oyó cantar y comenzó a visitarla todas las noches, escalando la torre gracias a la larga trenza de la muchacha. El resultado de esas visitas será que Rapunzel se quede embarazada de gemelos.

– El jorobado de Notre Dame

Esta historia está basada en Nuestra Señora de París, de Víctor Hugo. De acuerdo con ella, el villano Frollo rescata al bebé que será Quasimodo de las manos de cuatro mujeres que quieren quemarlo vivo porque piensan que es un demonio. Frollo, que arde de deseo por la gitana Esmeralda, le ordena a Quasimodo que la secuestre, pero Febo lo evita y Quasimodo es arrestado y torturado públicamente. Frollo apuñala a Febo en un encuentro secreto que tiene con Esmeralda y todos la acusan a ella. Esmeralda es ejecutada en el patíbulo y como venganza Quasimodo arroja a Frollo desde lo alto de Notre Dame. Después se mete en la cripta donde yacía Esmeralda y se abraza a su cadáver. Años más tarde se encuentran los dos esqueletos abrazados.

– Flautista de Hamelín

flautista de hamelinEn la mayoría de las variantes modernas, el flautista atrae a los niños a una cueva fuera de la ciudad y cuando la gente del pueblo se pone de acuerdo en pagar, él los devuelve. En el original más oscuro, el flautista lleva a los niños a un río donde todos se ahogan, excepto un niño cojo que no podía seguir el ritmo.

 – Pocahontas

Esta vez la historia se basa en un personaje histórico real, Matoaka. En 1613 los colonos británicos la raptaron, la violaron y la obligaron a convertirse al cristianismo y a adoptar el nombre de Rebecca. Después se casa con un hombre llamado John Rolfe y en 1616 viajan a Inglaterra. Allí Pocahontas fue presentada en sociedad como la prueba de que los nativos del Nuevo Mundo podían ser domesticados. Dos años después tuvo una muerte horrible y dolorosa, posiblemente de neumonía, tuberculosis o viruela.

Hay cuentos y cuentistas para todos los gustos. Más todavía, los cuentos, al igual que sus autores, tienen diversas formas, tamaños y contenidos. Así hay cuentos largos como Julio Cortázar y cuentos cortos como Tito Monterroso; cuentos livianos como Julio Ramón Ribeyro y cuentos pesados como Lezama Lima; cuentos chuecos como Augusto Céspedes y cuentos borrachos como Edgar Allan Poe; cuentos humorísticos como Bryce Echenique y cuentos angustiados como Franz Kafka; cuentos eruditos como JL Borges y cuentos dandys como Óscar Wilde; cuentos pervertidos como Marqués de Sade y cuentos degenerados como Charles Bukovski; cuentos decentes como Antón Chéjov y cuentos eróticos como Anaîs Nin; cuentos del realismo social como Máximo Gorki y cuentos del realismo mágico como García Márquez; cuentos suicidas como Horacio Quiroga y cuentos tímidos como Juan Rulfo; cuentos naturalistas como Guy de Maupassant y cuentos de ciencia-ficción como Isaac Asimov; cuentos psicológicos como William Faulkner y cuentos intimistas como JC Onetti; cuentos de la tradición oral como Charles Perrault y cuentos infantiles como HC Andersen; cuentos de la mina como Baldomero Lillo, cuentos rurales como Ciro Alegría, cuentos urbanos como Mario Benedetti y así, como estos ejemplos, hay un montón de cuentos como hay de todo en la viña del Señor. El saber elegirlos no es responsabilidad del escritor sino un oficio que le corresponde al lector.*
(Víctor Montoya, Lecciones sobre el arte de escribir cuentos breves)

The following two tabs change content below.
En este cuaderno iré exponiendo temas de actualidad en el mundo de Internet, social media, blogs, herramientas; también ideas para fomentar la lectura, y todo lo que esté vinculado al mundo de la biblioteconomía, archivística, historia, arte y documentación.

Comments

  1. By Farime

    Responder

  2. Responder

  3. By Robbie

    Responder

  4. By Sentenzia

    Responder

  5. By Luis

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *