Marketing en bibliotecas

El marketing en las bibliotecas

El panorama actual para las bibliotecas no es nada bueno, tampoco se les avecina un futuro muy próspero. Hay cierres de bibliotecas, el personal está siendo reducido, los servicios también se minimizan o directamente desaparecen. Los organismos públicos de los que dependen las bibliotecas han reducido sus presupuestos para las bibliotecas. También, hay que añadir, que los presupuestos generales del estado para 2013 han eliminado la financiación de las bibliotecas.

Con este panorama, las bibliotecas tienen que plantearse medidas de ahorro que las ayuden a sobrevivir. Se necesitan nuevas ideas. Desde el punto de vista del marketing, hay acciones que se pueden llevar a cabo para reducir costes. Es cuestión de pensar ideas que ayuden a reducir costes y dar servicios a los usuarios que la biblioteca no puede dar por no tener presupuesto para ello:

·Internet inalámbrico: es un gasto que puede ir a cuenta de una marca. Se podrá promocionar el internet inalámbrico, servicio que las bibliotecas suelen ofrecer de forma gratuita pero que suponen un coste.  A cambio, la biblioteca anunciará que el wifi está promocionado por la marca, lo que otorga visibilidad a la marca dentro del espacio de la biblioteca.

·Cuentacuentos: al igual que las marcas hacen promociones de sus productos en supermercados, podemos llevar al terreno de las bibliotecas cuentacuentos subvencionados por las editoriales. Se crearía un espacio donde las editoriales podrían dar a conocer sus novedades mediante cuentacuentos para niños o adultos, además, algunos ejemplares serían donados para que estén disponibles en la biblioteca.

Biblioteca nacional española
Biblioteca Nacional española

Ideas, se necesitan ideas, que innoven y desarrollen nuevas vías para las bibliotecas. Estamos en un punto en el que la innovación tiene hueco en cualquier escenario, es cuestión de idear nuevos pensamientos, nuevas relaciones, hacer que la empresa privada participe.

Las empresas del sector buscan siempre nuevas vías para llega a los lectores, en muchas ocasiones utilizan a empresas privadas, como puntos de venta, para dar a conocer sus novedades, hacer encuentros con autores, mesas redondas, etc. En pocas ocasiones las bibliotecas son “centros de cultura” para las empresas, no saben el potencial que tienen y es algo que se debería explotar. Tal vez sea el momento de generar relaciones entre las bibliotecas y las empresas privadas.

 

The following two tabs change content below.

Latest posts by Alejandro García Gabarrón (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *