Una tendencia potente en la comunicación empresarial es el desarrollo de sistemas electrónicos de mensajería con un enfoque de equipo (el más conocido es Slack), que permite la creación de multitud de canales; discutir diversos temas o proyectos; o mandar mensajes instantáneos a un grupo concreto de usuarios. Estos sistemas han propiciado la disminución de