Y siempre, siempre, la alegría de leer, que es tanto como recuperar a cada instante el gusto de vivir. Luis Landero. Rafa Ibáñez, en su post Festivales del Libro, ¡allá vamos! precisaba: lo cierto es que un festival del libro no es exactamente lo mismo que una feria. Aunque últimamente éstas hayan incrementado sus actividades lúdicas