En las bibliotecas, los usos determinan los espacios, pero disponer de un espacio físico atractivo está claro que invita a su uso. En este sentido, y como quedó reflejado en las conclusiones del pasado Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas (2016) “El diálogo entre la ciudadanía, el personal bibliotecario y los arquitectos debe ser determinante en